lunes. 19.02.2018 |
El tiempo

El precio de las ITV de Zamora continúa como el más caro de España

El precio de las ITV de Zamora continúa como el más caro de España
Facua-Consumidores en Acción ha elaborado un estudio comparativo sobre las tarifas máximas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en las diecisiete comunidades autónomas, importes cuya diferencia alcanza el 112,8% en turismos de motor diésel y hasta el 202% en motocicletas. Las inspecciones oscilan desde los 26,19 euros que cobran en Extremadura por un turismo diésel o gasolina, hasta los 55,72 euros que cuesta en Castilla y León por pasar la revisión a un turismo diésel. Este año se ha producido una leve bajada en el coste medio de los turismos diésel y gasolina con catalizador de un 2% con respecto al estudio de 2013.

 

En España conviven distintos modelos de gestión, puesto que son las comunidades autónomas las que regulan los sistemas de ITV. Existen las de gestión pública, directa o tutelada a través de una empresa pública, las que trabajan mediante concesión y las que se encuentran liberalizadas. Estos regímenes hacen que existan distintos precios; tarifas y precios privados y tasas. Esto motiva que en algunas comunidades autónomas se aplique IVA y en otras no; que en unas exista un mayor control de los importes, pues las tasas se someten a aprobación pública, mientras que en otras la liberalización del sector, como en Madrid, no tenga establecido un precio mínimo ni máximo. 

 

Las mayores variaciones en las tarifas de la ITV para 2014 se han producido en la Comunidad Valenciana, con una reducción del 17% para los turismos de gasolina catalizados y del 18% para los diésel. Esta comunidad justifica su reducción “por el incremento del parque de vehículos, especialmente el correspondiente a turismo diésel (...) que permiten reducir la tarifa asociada a los mismos. Del mismo modo, después de diez años de venir realizándose la prueba de emisión sonora, pueden considerarse amortizados los equipos necesarios en la misma, posibilitando la actualización de la tarifa”.

 

La tarifa media de la ITV de los turismos y vehículos de hasta ocho plazas diésel y catalizados es de 38,99 euros, un 2,1% por debajo de los 39,83 euros de 2013. Castilla y León tiene este año las tarifas más elevadas (55,72 euros para turismos con motor diésel, 46,47 euros para los de gasolina con catalizador). En segundo lugar, en turismos de gasolina catalizados se sitúa Cantabria, 43,16 euros. En el caso de motores diésel, la segunda comunidad con el coste más elevado es Madrid, 52,12 euros. Las tarifas más económicas de las diecisiete comunidades autónomas son las de Extremadura y Navarra (26,19 euros y 29,40 euros, respectivamente, en todos los turismos).

 

Liberalización del mercado

 

Facua avisa de las consecuencias negativas que puede generar la liberalización del servicio de ITV que estudia el Ministerio de Industria. La asociación pide que se mantenga un servicio público cuyo objetivo principal debe ser garantizar la seguridad vial. Advierte además de que la medida es contraria al ordenamiento jurídico europeo y no representará una bajada de precios.

 

La asociación tampoco comparte este proceso de liberalizar una asistencia que afecta a la seguridad de las personas y que debe tener reguladas las características, el precio y la calidad. La organización cuestiona el conflicto de intereses que generaría esta medida. FACUA se pregunta quién garantizaría el control de calidad si un taller o un concesionario se convierte al mismo tiempo en punto de reparación o venta de vehículos y también en estación de ITV. La directiva comunitaria que regula la inspección técnica de vehículos obliga a que, a partir del 31 de diciembre de 2013, se haga constar la lectura del cuentakilómetros en el certificado que debe emitirse, algo que ya hacían diversas comunidades autónomas para evitar intentos de fraude.

Comentarios