martes. 21.11.2017 |
El tiempo

El Ayuntamiento estudia si ampliar la subvención a la empresa de transporte público o subir el precio del billete

El Ayuntamiento estudia si ampliar la subvención a la empresa de transporte público o subir el precio del billete

El billete de autobús urbano seguirá costando lo mismo. Al menos durante el próximo mes. Y es que estaba previsto que este lunes se tratase en la Comisión Informativa de Personal, Economía y Hacienda la revisión de precios del contrato de Gestión del Servicio Público Municipal de Transporte Urbano Colectivo de Viajeros; pero finalmente ha quedado aplazado hasta el próximo mes. El motivo, un defecto de forma a la hora de incluir este capítulo en el orden del día de la comisión.

Según se explica desde el Ayuntamiento de Zamora, el expediente de la revisión se remitió directamente a la secretaría, antes de que pasase por el gestor de expedientes. De esta forma, la secretaría entendió que ya había dado el paso previo y la revisión de precios del contrato de Gestión del Servicio Público Municipal de Transporte Urbano Colectivo de Viajeros estaba incluido en el orden del día para ser tratado este lunes. Ante el error, el Equipo de Gobierno decidía retirarlo del orden del día, y será tratado previsiblemente el próximo mes.

Se trata de una expediente que según había explicado Izquierda Unida generará una subida en el precio del billete del autobús urbano, hasta llegar a un euro. Un extremo que ha negado el concejal del ramo Manuel Roncero: “Aun no está decidido qué ocurrirá. Según los extremos del contrato, al final de cada año hay que hacer un informe y analizar el número de usuarios y la cantidad recaudada por la empresa. Y si no se llega al mínimo hay dos opciones: que el Ayuntamiento aumente ese año la subvención o subir el precio de los billetes”.

Además, el propio Roncero, salía al paso de las declaraciones de Paco Guarido en las que aseguraba que el número de viajeros ha descendido de manera alarmante: “Es totalmente falso. No hay más que ver los autobuses un día normal para comprobar que el número de viajeros es alto. Según los datos que manejamos con la empresa, el número de viajeros se ha multiplicado exponencialmente. Lo que cambia es que cada vez más los ciudadanos apuestan por los bonos de viajes, en vez de por el viaje ordinario, de ahí que los ingresos hayan estado por debajo de lo esperado”.

En total, son 18.000 euros la diferencia existente entre el servicio prestado por la empresa del transporte público y los ingresos conseguidos. Esa será la cantidad que tendrá que decidir el Equipo de Gobierno si se completa con un aumento de subvención a esta empresa concesionaria o si se trata de conseguir subiendo diez céntimos el precio del billete ordinario.

Comentarios
Lo más