sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

El FS Zamora tutea a un Antequera que pelea por el ascenso a Honor (1-3)

El FS Zamora tutea a un Antequera que pelea por el ascenso a Honor (1-3)

El Fútbol Sala Zamora partía con la idea clara de conseguir un triunfo que pudiera darle la permanencia de manera matemática. Eso sí, toda la familia rojiblanca era consciente de la dificultad de la empresa ya que llegaba al Ángel Nieto el equipo más en forma del campeonato, el UMA Antequera. Y la contienda no pudo arrancar peor, ya que tan solo había pasado un minuto y medio cuando Javi Cala se lesionaba de gravedad. En la jugada siguiente, el Antequera se ponía por delante en el mercador. Un remate tras un saque de esquina tocaba en Chillo, desviaba la trayectoria del cuero y despistaba a Gus, que trataba de taponar el disparo a bocajarro.

Parecía que esas dos circunstancias podían ser el inicio de una goleada escandalosa para un Antequera que se sentía cómodo en la pista, presionaba con las líneas muy altas y generaba peligro en cada acción a balón parado. Pero el FS Zamora volvió a hacerse fuerte en tareas defensivas, tapó líneas de pase, defendió muy junto y se apoyó en Gus para evitar recibir más dianas. Mientras, en la parcela ofensiva trataba de buscar alguna jugada a la contra, pero no era capaz de generar peligro. Pese a todo, los zamoranos aguantaron al descanso con ese 0-1 que dejaba todo por decidir para el segundo acto.

La segunda parte siguió la misma tónica que la primera, el Antequera llevando el peso del duelo y el FS Zamora trabajando mucho en la parcela defensiva. Nuevamente parecía que el trabajo se rompía en el minuto 25, cuando Antequera ponía el segundo tras una buena triangulación. Pero los zamoranos siguieron trabajando y fruto de ese trabajo llegó una diana merecida. Un balón largo lo cazaba Velasco para plantarse delante del meta y fusilar al portero para darle esperanzas a su equipo. Restaban diez minutos y el partido estaba abierto. La situación de unos y otros en la tabla apenas se notó en ese último tramo pese al cansancio del FS Zamora.

Se entraba en los últimos minutos con ese marcador exiguo. Eloy Alonso ponía en práctica el portero jugador a falta de dos minutos y medio y los rojiblancos tuvieron tres posesiones para marcar. Pero el gol llego del bando visitante. En una contra, un penalti muy protestado lo transformaba Crispi a falta de treinta segundos para el pitido final.

Con ese gol finalizaba el duelo con un 1-3 más que honroso para un FS Zamora que nuevamente volvió a dejar una imagen de equipo solidario, implicado y con mucha fortaleza mental y física para mantener contra las cuerdas a uno de los mejores equipos del grupo. La permanencia matemática tendrá que esperar al menos hasta este sábado. Ya que si pierde Villena, el FS Zamora será otro año más equipo de Plata.

Comentarios