lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

Polémicas entre gobierno y oposición

Polémicas entre gobierno y oposición

Desde los famosos teléfonos móviles extraviados en el Duero hasta el rifirrafe por la gestión de las escuelas infantiles, pasando por la negativa del gobierno local a sellar un pacto fiscal, las desavenencias y las polémicas han sido una constante entre el equipo de Guarido y el Partido Popular en estos cien primeros días del nuevo alcalde al frente.

Aunque han llegado a acuerdos de forma puntual, Izquierda Unida, junto al PSOE, y el Partido Popular están protagonizando enfrentamientos constantes y sobre temas de lo más diverso. En el último Pleno, sin ir más lejos, Víctor López de la Parte y el propio Guarido tuvieron una batalla dialéctica al hilo de la polémica por la posible multa derivada del contrato de la ORA y los parkings.

No obstante, esta serie de discusiones no deja de ser habitual en el debate partidista dentro de la institución. Lo que es más novedoso, al menos en Zamora, es la patente mala relación que existe entre el Ayuntamiento y las dos administraciones cercanas que gestiona el PP: La Diputación y la Junta de Castilla y León.

La mala relación con Mayte Martín Pozo venía ya de lejos y, aunque se vio un poco atenuada con las muestras de respeto mutuas en los primeros días del mandato, las sonrisas resultaron ser un espejismo. Los agrios debates entre Laura Rivera y Aurelio Tomás en la Diputación o las dificultades para alcanzar acuerdos en asuntos como la financiación del Parque de Bomberos o la gestión de los teatros son solo una muestra del nuevo panorama.

En el caso de la Junta, tampoco parecen haber hecho muy buenas migas Francisco Guarido y Alberto Castro. El delegado ha mostrado la postura más tajante en contra de darle prioridad al Centro Cívico, mientras que el alcalde continúa exigiendo responsabilidades a la administración regional en el caso del agujero del Palacio de Congresos.

Comentarios
Lo más