viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

La defensa por los “enfermos invisibles” continúa

La defensa por los “enfermos invisibles” continúa

El salón de actos de La Alhóndiga acogerá el próximo miércoles 11 de mayo a partir de las 18:00 horas un acto divulgativo y reivindicativo organizado por el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública de la provincia. Según denunciaban este lunes desde el sindicato FSG-UGT, el acto persigue un doble objetivo. 

Por un lado, la charla pondrá de relieve la situación de los cuidados paliativos de la provincia, en la que actualmente operan dos unidades: la hospitalaria y la domiciliaria. Por otro lado, el acto tratará de “estimular la reivindicación y la demanda de este servicio”, el cual “no precisa de una gran inversión sino de voluntad y coordinación”, según fuentes sindicales. 

“LOS POLÍTICOS CUENTAN CON EL SILENCIO Y EL DESCONOCIMIENTO DE LA GENTE”

Según indicó Nieves Turiel, médico de familia y una de las ponentes de la conferencia del miércoles, el servicio de cuidados paliativos surgió hace apenas varios años por la inquietud de algunos profesionales canarios. 

Por ello, debido a su reciente creación, los ciudadanos aún desconocen este servicio, que no solo atiende a pacientes oncológicos como originariamente sino también a todo tipo de enfermos crónicos o terminales a quienes “se les han agotado las medidas curativas y tienen una serie de problemas clínicas, sociales y psicológicas que hay que atender, tanto las de ellos como las de sus familiares”, explicaba Turiel.

LA UNIDAD DOMICILIARIA, EXCLUSIVA PARA LOS PUEBLOS A MENOS DE 30 KILÓMETROS DE LA CAPITAL 

Que “el lugar donde vivas no sea motivo de discriminación”, esa es una de las principales reivindicaciones de la lucha del Movimiento. Según explicaba Jerónimo Cantuche, se calcula que esta Unidad Domiciliaria, formada por una médico de familia y una enfermera, abarca al 60% de la población, “que no de territorio”, según recalcaba Cantuche teniendo en cuenta la dispersión geográfica de la provincia. 

En otros términos, el responsable sanitario del sindicato, estimaba en 100.000 el número de personas atendidas por este servicio en la provincia, incluyendo las casi 70.000 de la capital. 

LA UNIDAD HOSPITALARIA, “DESCOMPUESTA”

Hoy en día, la Unidad Hospitalaria está integrada por seis camas y una médico intensivista, “la única profesional encargada sin ningún equipo de enfermería asignado”. Según denunciaba Cantuche, en principio esas seis camas estaban situadas en la cuarta planta del Hospital Provincial pero en la actualidad se encuentran “regadas” por todo el centro y “normalmente ocupadas” por pacientes de medicina interna. 

MEJORAS QUE DEMANDA EL MOVIMIENTO

Según establece el sistema sanitario actual, cada 80.000 habitantes debe existir una Unidad de Cuidados Paliativos por lo que el Movimiento demanda al menos la creación de otra unidad de tipo domiciliaria para Zamora. Asimismo, desde el sindicato exigen la inclusión en ese equipo de la figura de una trabajadora social, “al menos a tiempo parcial”; así como la de una psicóloga que actualmente coopera con la unidad gracias a un convenio de Sacyl y la Asociación Española Contra el Cáncer. 

Discriminatoria, desigual o descoordinada son algunos de los adjetivos que emplean los miembros del Movimiento para calificar esta situación. Por todo ello, el colectivo se encuentra inmerso en una ambiciosa recogida de firmas que serán presentadas en la Consejería de Sanidad a comienzos de verano para exigir que alguien “meta mano y le dé otro enfoque” a este tipo de tratamientos que atañen el final de la vida de miles de “enfermos invisibles”. 

Comentarios
Lo más