martes. 17.10.2017 |
El tiempo

Los trabajos para garantizar el tráfico agrícola en la A-6 a la altura de Castrogonzalo, en su recta final

Los trabajos para garantizar el tráfico agrícola en la A-6 a la altura de Castrogonzalo, en su recta final

Hace semanas que parte del puente de Castrogonzalo se venía abajo. Una situación que no solamente afecta al valor patrimonial de esta calzada, sino también al quehacer diario de los agricultores que utilizaban esa conexión para llegar a sus zonas de trabajo. Ante esta situación, y teniendo en cuenta que se trata de una infraestructura estatal, el Gobierno marcó como prioridad reestablecer cuanto antes la vía de comunicación para los agricultores. Y a continuación, la reparación del puente.

El primero de los objetivos está prácticamente finalizado. El Ministerio de Fomento está acabando ya los accesos a la A-6 y en breve se terminará de construir la infraestructura que permitirá al tráfico agrícola circular por esta zona para llegar a su lugar de trabajo toda vez que el puente está temporalmente inutilizado.

“Desde el primer momento nos planteamos una búsqueda de soluciones como alternativa para que los servicios agrícolas pudieran estar garantizados desde el minuto uno. Lo primero era garantizar el uso de autovía para que los agricultores pudieran acceder. Tras cumplir ese objetivo se ha implantado esta alternativa”, explicaba el subdelegado del Gobierno mientras visitaba las obras de adaptación de ese tramo de A-6 para permitir la circulación de este tipo de vehículos.

A pocos días de que terminen esos trabajos, el próximo objetivo será el de tratar de reformar el puente. “Ya estamos trabajando con el Ministerio de Defensa para ver si logramos que lo catalogue como situación de emergencia. En cuanto tengamos la respuesta lo comunicaremos. Tomen la decisión que tomen habrá que respetarla porque la tomarán en base a unos criterios objetivos”, comentaba García Bermejo, que añadía: “Hay que trabajar por la restauración de la integridad del puente derrumbado. No se puede hablar de tiempos, porque hay condicionantes naturales, administrativos… Eso no se puede acortar y lo que pretendemos es que la restauración sea de garantías para que dure otros 600 años si fuera posible”.

Por último, también hizo referencia a la ayuda que están brindando la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Zamora: “La actitud desde la Junta y la Diputación es impecable  con respecto al Ministerio y la Subdelegación. Se han puesto a nuestra disposición para lo que necesitemos”, finalizaba.

Comentarios
Lo más