domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

Denuncian que una secta organizó este jueves una carrera en varios colegios de Benavente

Denuncian que una secta organizó este jueves una carrera en varios colegios de Benavente

Benavente acogía este pasado jueves la “Carrera por la paz Peace Run”. Esta marcha ha comenzado su periplo por territorio español (del 2 al 6 de marzo) precisamente en Benavente, desde donde se dirige a León, Gijón, Llanes y Santander. Esta prueba pasó por el Colegio Los Salados, por el Centro Privado Virgen de la Vega y por el Colegio El Pinar. Según la organización, los fondos recaudados se destinan a diversas causas con un denominador común: ayudar a las personas más necesitadas, tanto en España como en el extranjero. “No se dice que las autoridades lo hayan comprobado”, comenta Luis Santamaría. 

La publicidad de los organizadores revela que la ruta de Peace Run 2016 en Europa ha comenzado en Porto el 24 de febrero, y va a continuar durante 8 meses en una ruta de más de 24.000 km. por 49 países del continente europeo. También explican en qué consiste exactamente: se trata de un relevo global con antorcha que simboliza la aspiración universal de la humanidad por un mundo más perfecto. En la actualidad es el esfuerzo más extenso por la paz de la humanidad a nivel popular.

En la pancarta de la “Peace Run” aparece un rostro. También aparece en el folleto divulgativo de la actividad, como “fundador”, y se le denomina “visionario de la paz”.  Se trata del ciudadano indio Sri Chinmoy, ya fallecido. Sobre él, Luis Santamaría explica lo siguiente:

Según explica el experto Manuel Guerra en su Diccionario enciclopédico de las sectas el experto Manuel Guerra, el verdadero nombre de Sri Chinmoy es Chinmoy Kumar Ghose. Nació en 1931 en Bengala (India) y en 1943 ingresó en el ashram (centro de meditación) de un célebre gurú hindú, Sri Aurobindo. En los años 60 fue enviado por la Fundación Sri Aurobindo a los Estados Unidos, con la misión encomendada de “salvar a Occidente de su peligro espiritual”.

En 1971 fundó su propia organización, el Sri Chinmoy Church Center, que fue reconocido como ONG por la ONU con el hombre de Sri Chinmoy Meditation Group a partir de 1978. Cinco años después cambió su nombre por el de The Peace Meditation at the United Nations. Murió en 2007.

Sus seguidores lo proponen casi como un superhombre con récords en diversas disciplinas. Aseguran que su producción literaria está contenida en 750 libros (que incluyen narrativa, teatro, ensayo filosófico y 17.000 poemas). De hecho, en una ocasión habría escrito 843 poemas en un maratón de poesía que duró 24 horas. Ha pintado 140.000 cuadros, ha compuesto más de 3.000 canciones que se usan en sus ceremonias y tocaba 25 instrumentos musicales diferentes. También lo presentan como un gran deportista.

En cuanto a sus doctrinas y prácticas, en esta secta se da mucha importancia al gurú y a la docilidad que hay que tener ante él. El experto James R. Lewis explica en The Encyclopedia of Cults, Sects, and New Religions que es muy importante la iniciación, denominada Siksha, por la que el gurú y el iniciado se comprometen mutuamente, prometiendo el iniciado servir a su maestro. También es un elemento importante la bhakti-yoga y la transformación del mundo. Valoran mucho actividades como la música, el arte y el deporte “como medio para iluminar la conciencia”.

No sólo eso, sino que Sri Chinmoy “aspira a lograr la salud plena mediante la unión con Brahmán, la divinidad concebida panteístamente, y el estado del Ser por el ‘camino del corazón’ (‘sede del amor y del sentimiento universal’) frente a lo mental, ‘sede de la confusión y de la duda’. Para ello es preciso concentrarse en algo, meditar en silencio y contemplar que ‘nosotros somos Dios, el infinito, la eternidad’. Cree en el karma y en la reencarnación de las almas. De ahí su vegetarianismo”.

Los adeptos de este movimiento llevan a cabo cada día tres sesiones de meditación: la primera entre las 5 y las 6 de la mañana, la segunda a mediodía y la tercera antes de cenar. Las hacen ante un altar con “la fotografía trascendental” de Sri Chinmoy, una vela encendida, incienso y escuchando su música. Utilizan con asiduidad el mantra “OM”. 

Por último, Luis Santamaría hace referencia a las acusaciones que ha recibido este movimiento sectario en los últimos años:

Documentos gubernamentales y oficiales

El grupo fundado por Sri Chinmoy aparece citado en algunos documentos oficiales sobre el fenómeno de las sectas. Por ejemplo, en 2007 la Bayerische Arbeitsgemeinschaft Demokratischer Kreise (Alemania), en un documento de lucha contra la “dependencia mental y religiosa” que llevaba el título Religiöser-weltanschaulicher-politischer Fundamentalismus und Fanatismus. Eine gesamtgesellschaftliche Herausforderung im 21. Jahrhundert (El fundamentalismo y el fanatismo religioso y filosófico-político. Un reto social en el siglo XXI) , cita a Sri Chinmoy entre los líderes de sectas de origen oriental difundidas en Europa a partir de los años 60.

Si vamos a los documentos de la Asamblea Nacional francesa, muy preocupada por el fenómeno de las sectas, encontramos que en el conocido como Rapport Guyard , presentado en el año 1995, aparece la “Asociación Sri Chinmoy de París” como uno de los grupos sectarios clasificado en el listado de los que contaban entonces en el país “entre 500 y 2.000 adeptos” y clasificándolo como “orientalista”.

Medios de comunicación

Yendo a la prensa, el último reportaje de importancia publicado hasta el momento recogiendo las acusaciones que pesan sobre Sri Chinmoy fue publicado hace dos años por el medio norteamericano Salon. En él, el periodista Edwin Lyngar lo llama directamente en el titular “supuesto criminal sexual” y relata algunas acusaciones tal como las formularon sus víctimas (una de ellas, por ejemplo, tuvo que realizar sexo lésbico con otra adepta ante los ojos del líder sectario). 

El reportaje traza un retrato de Sri Chinmoy como un líder ególatra y hambriento de fama que ejercía un control total sobre sus adeptos, que lo consideraban de carácter divino. Predicaba la abstinencia sexual, llegando a castigar a las seguidoras que quedaban embarazadas, y decidía algunos matrimonios dentro del grupo, aunque a algunos de ellos luego les prohibía tener relaciones. El periodista afirma, después de leer el libro que escribió una importante ex adepta del gurú, que se trata de una “religión coercitiva y cáustica”. Como señala la antigua seguidora que lo denunció por abusos sexuales, “todo era una mentira”.

La revista Forbes publicó en 2009, dos años después de la muerte de Sri Chinmoy, un artículo  en el que su redactora Krystle M. Davis explicaba cómo, a pesar de parecer “un líder espiritual de buen corazón que defendió la paz mundial a través de su arte, su música y su atletismo”, comparado por algunos con Jesucristo, Buda y Krishna, alabado por personajes como Nelson Mandela, Bill Clinton y Diana de Gales... una ex adepta lo presentaba en su libro-testimonio como “un charlatán que se hizo pasar por un dios y convenció a cientos de miles de personas para que lo adoraran”.

Comentarios