lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

El “tarifazo móvil” también llega a los hogares zamoranos

El “tarifazo móvil” también llega a los hogares zamoranos

El último ha sido Movistar. El gigante operador de telecomunicaciones comenzaba a cobrar desde este pasado miércoles a sus clientes el consumo de datos móviles una vez el usuario supera el paquete contratado. Esta práctica no resulta ser aislada, ya que las organizaciones de consumidores llevan varios meses alertando, y en varios casos denunciando, este tipo de prácticas que consideran abusivas e ilegales. Yoigo, Orange o Vodafone son otras de las operadoras que están bajo la lupa del Ministerio de Industria.

Todas las compañías telefónicas se apoyan en el incremento de servicios para argumentar la subida en las tarifas. Así, la práctica común es subir ligeramente el precio de la tarifa a cambio de añadir servicios, generalmente de datos móviles de internet, pese a que no se trata de una petición expresa del usuario. La defensa que realizan las operadoras de telecomunicaciones es que los usuarios utilizan cada vez más los paquetes de datos y siempre consumen el rango de datos contratado.

En líneas generales, este tipo de situaciones siempre se presentan como un servicio impuesto para los consumidores. El ejemplo más claro es el último de Movistar. Movistar ha fijado el límite máximo de navegación que se tarificará en la modalidad de pago por uso en 1 GB adicional al mes, por lo que el impacto máximo que puede tener este cambio en la política de la compañía en la factura del usuario será de 15 euros al mes.

Pese a que los usuarios podrán cambiar llamando sin coste al 223528 este importe máximo y fijarlo en 0 euros (seguirán navegando a menor velocidad una vez superen el tope, es decir, como hasta ahora), la organización de consumidores FACUA considera que lo correcto por parte de la telefónica hubiera sido ofertar este servicio adicional e informar del mismo a todos sus clientes. De esta forma, sólo quienes hubiesen estado interesados en contratarlo, podrían hacerlo. En cambio la forma de ponerlo en marcha ha sido mediante imposición.

Pero en el último año son ya cuatro las operadoras telefónicas que han encarecido sus servicios. Vodafone comenzó a aplicar desde abril una subida de entre 2 y 3 euros al mes en sus tarifas. Movistar, además del ya mencionado cobro extra por la navegación adicional, ya aumentó en tres euros al mes su denominada oferta "convergente" Fusión (fijo, móvil, televisión e internet) en los primeros meses del año. También Orange subió este año en tres euros el precio de la tarifa Canguro. Incluso Yoigo fue denunciada por la organización de consumidores FACUA en el segundo semestre del año pasado por una subida de tarifas sin respetar los contratos de permanencia.

Ante un caso de estas características, el usuario puede darse de baja si no está de acuerdo con ese encarecimiento. "No hay que pagar penalización para darse de baja en estos casos", subrayan desde FACUA. Aquellos cuyo contrato de permanencia no hubiese terminado y quieran darse de baja, se aconseja que también reclamen que se les devuelva la parte correspondiente de la permanencia. Si por el contrario el usuario con permanencia decide seguir con la compañía, puede reclamar en los tribunales el mantenimiento de la tarifa ofertada hasta que finalice el periodo de establecido en el contrato y la devolución de lo cobrado de más. 

Comentarios
Lo más