domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

Las asociaciones de padres alertan de las consecuencias negativas de los deberes escolares

Las asociaciones de padres alertan de las consecuencias negativas de los deberes escolares

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa) celebra el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las consecuencias negativas de los deberes escolares en el alumnado y vuelve a exigir su desaparición. Así, destaca “la presión a la que se ven sometidos nuestros hijos e hijas debido a la sobrecarga de trabajo que se les encomienda fuera del horario lectivo y fuera del centro, por miedo a las consecuencias a las que se enfrentan en caso de no realizarlo”.

Ceapa recuerda que lleva años cuestionando esta práctica que se lleva a cabo con demasiada frecuencia por parte de los docentes, tanto en Educación Primaria como Secundaria, “basada en una costumbre propia de tiempos pasados, que evidencian la necesidad de evolucionar y progresar en cuanto a la metodología que se aplica en las aulas”. Añade que “no es propia del siglo en el que nos encontramos, de la sociedad en la que vivimos, ni va dirigido al alumnado que actualmente puebla nuestros centros educativos”.

Para las asociaciones de padres, la presión institucional que se traslada a través de la obligatoriedad de los deberes y las consecuencias negativas en caso de no realizarse, hace que las familias que no tienen disponibilidad horaria, no tienen conocimientos, o no tienen formación para asumirlos de forma adecuada, paguen clases particulares o academias para evitar que sus hijos e hijas sufran sanciones por esa causa.

Como ejemplo, Ceapa alude a anotaciones en la agenda, bajada de notas, castigos sin recreo, o comentarios en público; sufriendo sus hijos e hijas un factor de desigualdad, ya que a las familias que no disponen de capacidad económica para acometer estos gastos se les hace responsables de las bajas calificaciones de sus hijos e hijas. “Los cuales pasan a engrosar unas estadísticas de fracaso que casualmente está repleto en gran medida de alumnado perteneciente a un bajo nivel socio-económico y cultural”.

Ceapa entiende que el concepto fracaso escolar “está deliberadamente mal definido, ya que no es el alumnado quien fracasa, sino el sistema educativo, que no es capaz de abordar las necesidades del alumnado trasladando la responsabilidad al propio alumno y a su familia”. 

Comentarios