jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

Alberto Castro: “Los agricultores pueden dedicarse a lo que querían dedicarse y eso es una buena noticia para ellos”

Alberto Castro: “Los agricultores pueden dedicarse a lo que querían dedicarse y eso es una buena noticia para ellos”

La modificación garantiza, entre otras actuaciones, la modernización de las infraestructuras agrícolas en la zona de Villagodio y el mantenimiento de la actividad agropecuaria en la periferia de la capital zamorana, poniendo fin a una larga polémica.

¿Qué va a suponer esta modificación?

Afecta al Canal Toro-Zamora y al proyecto de modernización de este regadío. El proyecto Cúpulas del Duero, que es un proyecto regional, aparte de unas viviendas, del sector económico y de una actuación comunitaria que había hecho la propia Diputación de Zamora, estaba establecida la instalación de un CyLog, de un área industrial, que afectaba también a un ramal del ferrocarril y, ante la imposibilidad de ejecutar ese tramo del proyecto, la zona no se podía desarrollar como suelo industrial. Es verdad que con el proyecto regional la zona se recalificó de suelo rústico a suelo urbano, por lo que más de una veintena de explotaciones agrícola de la zona no se podían acoger a la modernización del regadío Canal Toro-Zamora.

¿Cómo fue el proceso que provocó la polémica con los agricultores?

Los agricultores plantearon este problema a la Junta, nosotros estudiamos esa parte del proyecto y vimos que los agricultores, efectivamente, tenían razón de que esa recalificación les dejaba en un callejón sin salida y ante ese criterio, sobre todo pensando en que en el futuro no se puede llevar a cabo ese proyecto, hemos dado marcha atrás, lo que significa que los terrenos afectados vuelven a ser rústicos, que los agricultores van a poder seguir dedicándose a las labores del campo y que van a permitir, en muchos casos, poder llevar a cabo un proyecto conjunto de la Junta de Castilla y León y la Administración central, que es la modernización del canal Toro-Zamora. Lo que pidieron los agricultores se ha llevado a cabo y yo creo que es una buena noticia.

¿Este paso es un éxito de la Junta de Castilla y León por su gestión o de los agricultores por su protesta?

Yo creo que los agricultores no protestaron. Yo me quedo con la parte de que plantearon una solución a un problema que se les presentó. En ese sentido, es verdad que cuando hablamos de proyectos públicos hablamos del interés general y es verdad que cuando se recalifica el suelo rústico a industrial a un agricultor que está labrando las tierras es una faena pero se entiende que ello beneficiaría al conjunto de la sociedad. En este caso, ese proyecto no se podía hacer, no tenía sentido como tal al no poder tener esa conexión ferroviaria, luego es justo dar marcha atrás, aceptar sus reivindicaciones y, sobre todo, que también se pudieran acoger a otro proyecto de la Junta, en este caso, la modernización del Canal Toro-Zamora. Y, en ese sentido, el compromiso de la Junta, teniendo razón como la tenían, hemos tardado más de un año y medio en llevarlo a cabo, porque el procedimiento es largo y tedioso, pero lo importante es que lo que pretendían se ha hecho, se puede modernizar el regadío y los agricultores pueden dedicarse a lo que querían dedicarse y eso es una buena noticia para ellos.

 

 

Comentarios
Lo más