lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

La Junta prepara con los ayuntamientos de la provincia el inicio de la época de festejos taurinos

La Junta prepara con los ayuntamientos de la provincia el inicio de la época de festejos taurinos

El pasado fin de semana comenzaba el periodo de festejos taurinos en la provincia de Zamora. Un periodo que se extenderá casi hasta el mes de octubre y que tiene en los meses de julio y agosto su mayor presencia. El año pasado se celebraron en la provincia un total de 265 festejos taurinos, de los que 25 fueron lo que se denominan festejos mayores. Unos números que se esperan repetir este año al tratarse “de un motor económico que defiende la identidad, la tradición y la cultura del ámbito rural”, explicaba este miércoles el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto Castro.

Las declaraciones llegaban enmarcadas en la reunión que el delegado de la Junta mantenía con una docena de alcaldes de la provincia para tratar temas como la reglamentación, la seguridad, la responsabilidad, los plazos o las sanciones administrativas. “Hay muchas zonas de la provincia cuyas fiestas no se entenderían ni se contemplarían si no hubiese festejos taurinos”, comentaba Alberto Castro.

En relación al reglamento, ya el año pasado se comenzó a llevar a cabo una reforma que afecta a los delegados de autoridad. Se trata de una figura que debe existir en todos los festejos taurinos y que funciona como un coordinador que debe conocer todos los protocolos. La reglamentación hasta ahora obligaba a que esa figura fuese asumida por la Guardia Civil, pero la acumulación de festejos taurinos durante el mes de julio y agosto en multitud de pueblos de Zamora hacía imposible que eso se llevara a efecto. Por eso ya desde el año pasado se permite que esa función de delegado de autoridad sea asumida por un funcionario del ayuntamiento, aunque siempre bajo la coordinación y las directrices de la Guardia Civil.

“Lo más importante es que este tipo de festejos se sigan celebrando, pero siempre con una serie de reglas y medidas que garanticen la seguridad y también el máximo cuidado y respeto a los animales. Por eso, cuando no se cumplen las normas, se ponen en marcha los mecanismos sancionadores con multas que pueden llegar hasta los 24.000 euros”, finalizaba Alberto Castro que reconocía que de momento se están abriendo procesos sancionadores del año pasado y aun no tienen la cantidad exacta de hechos irregulares.

Comentarios
Lo más