jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

José Fernández: “Me gusta el paso del desfile por la calle Feria cuando las capas ondean con el viento”

José Fernández: “Me gusta el paso del desfile por la calle Feria cuando las capas ondean con el viento”

En los últimos meses se ha suscitado mucho debate alrededor de si es necesario o no tener un nuevo museo. A su juicio, ¿por qué Zamora merece un nuevo museo de Semana Santa?
Pues porque estamos ante la Semana Santa más importante del norte de España. Además, precisamente, el de Zamora fue el primer Museo de Semana Santa que se construyó en España y se ha quedado pequeño. Hay que mejorar en muchos aspectos y es el momento de hacerlo.

¿Qué novedades trae este año su cofradía?
No hay novedades. Seguimos con los mismos elementos para desfilar y el recorrido está ya consolidado. Creo que hemos logrado una organización casi perfecta y si algo va bien no hay motivo para cambiarlo.

Imagine que está leyendo este cuestionario un visitante que llega a Zamora. ¿Qué lugar recomienda para ver el desfile procesional de su cofradía? 
El momento cumbre está en la Plaza Mayor cuando todos los hermanos nos reunimos para recordar a los caídos. Mucha gente dice que la entrada en la calle del Riego es especial, aunque a mí personalmente me gusta más el paso por la Avenida de la Puebla y la calle Feria; el motivo es que es una zona muy ancha y con el viento que siempre suele aparecer las capas ondean y son muy vistosas. 

¿Un deseo para esta Semana Santa?
Voy a ser poco original, pero es lo que realmente queremos todos: que no llueva y podamos desfilar.

Semana Santa en Zamora y gastronomía van ligados. ¿Qué producto típico es el que más le gusta de esta época? 
El dos y pingada del Domingo de Resurrección.

Si tuviera que elegir un producto de los que se encuentran catalogados dentro del sello Alimentos de Zamora, ¿cuál elegiría?
Garbanzos de Fuentesaúco.

RECETA: COCIDO CON GARBANZOS DE FUENTESAÚCO
Ingredientes para 4 personas: Ingredientes (4 personas): 300 g de garbanzos de Fuentesaúco /  300 g de morcillo / 1 muslo de pollo / 200 g de chorizo / 1 morcilla de cebolla / 150 g de tocino / 80 g de jamón / 1 hueso de jamón / 2 zanahorias / 1/2 repollo / 2 patatas / 3 dientes de ajo / aceite de oliva virgen extra / sal / perejil.

Pon los garbanzos en un bol, cúbrelos con agua y mételos en el frigorífico. Déjalos a remojo durante toda la noche. Escúrrelos, colócalos en una red y resérvalos. Pon abundante agua en la olla (2 litros y medio), añade el morcillo, el tocino, el jamón y el hueso. Sazona, pon a calentar y cuando empiece a hervir, retira la espuma, introduce los garbanzos y retira la espuma de nuevo. Tapa y cuécelos durante 30 minutos (a partir de que comience a salir el vapor).

Abre la olla y retira un poco del caldo a otra cazuela y ponlo a calentar. Pica el repollo e introdúcelo en la cazuela donde se está calentando el caldo de los garbanzos. Agrega también el chorizo y la morcilla, sazona. Cuece todo con la tapa puesta durante 15 minutos.

Pela las patatas y las zanahorias y agrégalas enteras a la olla de los garbanzos. Añade también el muslo de pollo, tápala de nuevo y cuece todo durante 10 minutos más. Sirve todo en una fuente grande. Lamina los ajos, fríelos en una sartén con un chorrito de aceite. Espolvorea con perejil picado. Riega el plato y sirve el cocido.

Comentarios