miércoles. 21.02.2018 |
El tiempo

Rosa Valdeón: “En Zamora no se ha perdido ni un empleo público o directamente relacionado con el Ayuntamiento”

Rosa Valdeón: “En Zamora no se ha perdido ni un empleo público o directamente relacionado con el Ayuntamiento”
¿Cómo va Zamora?

Hay mucha gente pasándolo mal pero sí que es cierto que, por todo lo que vemos, por los datos, por lo que conocemos, por las expectativas que se van generando, sí podemos ser moderadamente optimistas. Sabemos que aquí el optimismo no es más que trabajo pero sí que es cierto que cuando uno ve que las cosas, poco a poco, van avanzando, ese trabajo se hace con más gusto. Por eso, siendo en estos momentos realistas y sabiendo que todavía hay problemas enormes en muchas familias, a partir de ahora sí que contamos con ir recuperando la normalidad poco a poco.

Acaba de constituirse el Consejo Local del Diálogo Social. ¿Qué vamos a sacar de esa iniciativa?

Yo creo que el diálogo social es una fórmula, una herramienta para trabajar conjuntamente con un objetivo muy claro: el empleo, la dinamización económica y que los servicios se sigan manteniendo. En ese objetivo que, para nosotros, más que un objetivo ya llega a ser una obsesión, hay una serie de pilares básicos, que son: los empresarios, que son los que generan empleo; las administraciones, en este caso, el Ayuntamiento, que es el que puede favorecer, y los sindicatos, que representan a los trabajadores y a los recursos necesarios para una producción. Creo que teniendo en cuenta que cada uno tenemos nuestras responsabilidades e, incluso, hasta nuestros diferentes puntos de vista pero el objetivo está claro, que es común, lo mejor que podemos hacer es sentarnos y hablar. Hablar con la franqueza, con el aportar ideas, con el buscar soluciones, con el saber qué les preocupa a unos y a otros. Creo que, además, es una fórmula que se ha ensayado ya en muchos momentos, en el ámbito central se está recuperando, en nuestra autonomía ha dado grandes frutos y queremos que en Zamora sea igual porque hay algo que al empresario, al inversor, a quien quiere hacer algo le importa mucho que haya una cierta estabilidad, nadie busca lugares con conflicto, y aquí queremos dar una lección de estabilidad empresarios, sindicatos y Ayuntamiento.

¿Está moviendo su agenda para invitar a los inversores a traer dinero a Zamora?

Sí. Eso es ya una obsesión. Yo creo que la primera imagen es también crear una imagen de ciudad, de una ciudad agradable, con servicios, con calidad de vida y que es capaz de emprender. Eso es fundamental y eso, muchas veces, se hace no solamente con el trabajo diario, sino que se hace cuando se participa en otros foros, cuando va uno a Valladolid, cuando va uno a Madrid, aunque vaya a hablar de medio ambiente, siempre acaba hablando de su ciudad; cuando se genera en los medios de comunicación o a través de iniciativas turísticas ese conocimiento de Zamora. Eso es fundamental porque, además, yo estoy convencida de que Zamora va a tener una etapa en el futuro muy importante. Zamora siempre ha tenido un inconveniente que no nos hemos buscado y es la situación, que yo siempre decía, que Zamora está en una esquinita que nos ha dificultado muchas cosas. En este momento, teniendo en cuenta que las relaciones productivas han cambiado completamente, es muy importante para nosotros lo que pase, por ejemplo, en Galicia, en el norte de Portugal o en Asturias. Y eso, en relación con España, tiene que pasar por Zamora. Una vez que los medios de transporte, que las comunicaciones han mejorado, aunque aún tenemos pendiente la Zamora-Benavente, que está en marcha, Una vez que se salvan las diferencias geográficas gracias a los medios de transporte y las comunicaciones, desde luego, Zamora puede y debe tener un futuro muy esperanzador.

¿Le han decepcionado hasta ahora sus contactos y por eso han emprendido la acción de forma endógena?

En general, no. Yo creo que, normalmente, cuando uno pide, sabe que pide algo que es factible. Cuando yo solicito a la Administración autonómica o a la Confederación Hidrográfica del Duero, que es Gobierno del Estado, que nos ayude en un proyecto, es porque sé que es factible y sé que, a priori, es razonable. Nadie suele pedir, yo creo que en este momento somos todos serios, nadie quiere pedir imposibles. Queremos pedir cosas que de verdad mejoren y, en general, la recepción ha sido muy buena. Lo que sí digo siempre y es, quizás, un defecto que tenemos todos, es que tenemos que creer más en nosotros mismos; tenemos que vendernos nosotros.

El concepto de eficiencia energética y sostenibilidad le llevó hace poco a Murcia por el programa SmartZA, donde coincidió con la científica zamorana Charo Heras. ¿Nos va a dar algo tangible todo eso?

Absolutamente tangible. Por eso le digo que, cuando uno va a otra ciudad, no solamente habla de la suya, sino que se relaciona con empresarios y con empresas que apuestan por las nuevas tecnologías, que apuestan por la sostenibilidad ambiental y que, en algunos casos, hubo algunos empresarios que, al salid, me decían que había conocido Zamora a través de mí y que lo tendrían en cuenta. Es decir, que siempre hay que sembrar y yo creo que eso, en una tierra de agricultores, lo sabemos muy bien: sembramos y siempre que sembramos, sale. Igual no todo lo hemos sembrado o no todo lo que esperamos pero, desde luego, ahí queda y esa semilla tiene que ir fructificando. Y, por eso, Zamora ni ninguna ciudad, en un mundo tan globalizado, no puede estar sola. Tiene que estar en todos los foros de las grandes ciudades donde se mueva la producción.

¿Nos va a bajar los impuestos el Ayuntamiento de Zamora?

Una de las cosas que ya el año pasado se comenzó fue esa bajada de impuestos y, sobre todo, esas bonificaciones sociales. En este momento, sí que podemos decir que no solamente ya se inició, sino  que se va a mantener e, incluso, en muchos casos, disminuir porque esas bonificaciones van a aumentar. Yo agradezco el esfuerzo que ha supuesto en este tiempo para regularizar y para enfocar una situación de dureza y los ciudadanos han apostado por ellos. Puedo decir es que esa apuesta que hicieron no se va a incrementar y, por supuesto, que ha dado sus frutos porque en Zamora no se ha perdido ni un empleo ni público ni los directamente relacionados con el Ayuntamiento, es decir, todos aquellos en los que podemos influir, no se ha perdido ni un empleo, se ha mantenido la actividad, no se ha cerrado ningún centro y, por tanto, el impuesto que, en su momento, supuso un incremento para los ciudadanos, desde luego ha sido bien aprovechado y, desde luego, no va a haber más.

Comentarios
Lo más