sábado. 25.11.2017 |
El tiempo

Otro triunfo de coraje para un FS Zamora Euronics que encandila a su afición

Otro triunfo de coraje para un FS Zamora Euronics que encandila a su afición

El duro correctivo recibido hace ya casi un mes en Cartagena ha significado un antes y un después en el Fútbol Sala Zamora. El “siete” recibido en el Municipal cartagenero ha servido para unir mucho más a un grupo que partido tras partido se muestra más trabajador y solidario. La victoria ante O’Parrulo, la derrota por la mínima en casa del Hércules, y la victoria este viernes ante el Segovia Futsal son la prueba de que algo ha cambiado en el seno del equipo dirigido por Eloy Alonso.

Y es que pese a que la situación del club es delicada, el equipo en la pista está empezando a rendir a un nivel impensable. La actitud, la intensidad, la raza y el coraje se están convirtiendo en seña de identidad de un FS Zamora que defiende cada balón como si fuera el último. Ante el Segovia Futsal otra vez los mismo ingredientes de los últimos duelos. Jugadores con mucha carga de minutos pero tremendamente implicados para sacar adelante los duelos.

Desde Gómez en la portería, que cuajó un partido sin fallos, hasta el canterano Alberto, que anotó el mejor gol de la temporada, todo el equipo ofreció un nivel estelar. Después de aguantar los primeros minutos de acoso visitante, el FS Zamora se serenó en la primera mitad y se puso por delante antes del descanso gracias a un disparo inapelable de un Pintado que sigue dejando en evidencia al club rojiblanco de por qué no tuvo ficha antes. Hasta el descanso, buen trabajo defensivo de todo el equipo, guiados por Rubén Cala y sustentados en Gómez, para aguantar el 1-0.

En la reanudación, Javi Cala y Velasco rozaron el segundo tanto, y tras el agobio temporal de los segovianos llegó la mejor jugada y el mejor gol de la temporada. Su autor, el prometedor canterano Alberto Esteban. El joven zamorano sorteó a los cuatro rivales del Segovia Fútsal en el centro de la cancha y cuando parecía que se quedaba sin ángulo salvó la salida del meta con una vaselina que tras pegar en los dos palos se colaba para dentro. Con el pabellón en pie, Alberto celebraba uno de los mejores goles en su carrera que servía para poner a los rojiblancos con dos goles de renta.

Restaban siete minutos y a falta de cinco Segovia sacaba portero jugador. Los visitantes acortaron distancias muy rápido y hubo que sufrir los últimos cuatro minutos. Pero a falta de veinte segundos, un robo de balón de Pintado acabó en Velasco que no desaprovechó la opción para remachar el partido.

Al final, victoria por 3-1, tercera en los últimos cuatro partidos en casa,  y sensaciones de que el FS Zamora ha resucitado cuando nadie lo esperaba gracias a la casta, la raza, el coraje, el trabajo en equipo, la defensa, la intensidad y la solidaridad. Con esta victoria, esta semana el FS Zamora dormirá a 16 puntos del descenso a falta de 21 por disputarse.

Comentarios
Lo más