sábado. 24.02.2018 |
El tiempo

Inspección de Trabajo se desmarca de la denuncia de IU en relación al incumplimiento del contrato de jardines

Inspección de Trabajo se desmarca de la denuncia de IU en relación al incumplimiento del contrato de jardines
Ante esta respuesta, queda claro que es el propio Ayuntamiento el que debe hacer las comprobaciones oportunas. “Esto es la pescadilla que se muerde la cola ya que el Ayuntamiento y el Concejal de Medio Ambiente son cómplices de la situación”, asegura un Paco Guarido que añade: “En el Pleno el Concejal dijo que, en efecto, los trabajadores de la contrata no podían trabajar en otros contratos, y que ante la denuncia de IU se harían los informes correspondientes”. Unos informes que Izquierda Unida ya ha confirmado que exigirá conocer

Para el Grupo Municipal de IU, el Pliego de Condiciones, y por lo tanto el contrato firmado entre Raga y el Ayuntamiento, es claro al respecto en la cuestión de personal. El mínimo de personal fue mejorado por Raga hasta llegar a los 25 trabajadores adscritos al servicio de forma permanente, lo que equivalía a una equivalencia de 33 trabajadores (incluyendo vacaciones, absentismo, descansos semanales, etc.) Esos trabajadores, como los de la Recogida de Basuras y Limpiezas, están adscritos a ese servicio público de manera permanente.

“El Grupo Raga para intentar zafarse de la denuncia de IU, lo que hizo fue traer a dos trabajadores de fuera de Zamora y ponerlos a trabajar en las obras mezclados entre los del servicio de jardines. A la vez, comenzó también a pagar algunas horas extras a los trabajadores por las tardes. Pero el hecho cierto es que fundamentalmente los contratos de arreglos de jardines obtenidos por contratos que han sobrepasado los 100.000 euros, se han realizado con los trabajadores de la contrata en horario de mañana. Y además utilizando el mismo material (camiones y otra maquinaria) adscrita al servicio”, denuncia Izquierda Unida.

Para ello, Paco Guarido aporta material gráfico de cómo el camión y el personal de Raga estaba el martes, día 12, trabajando en el Jardín de San Martín, que es un jardín que depende exclusivamente de los trabajadores del Ayuntamiento. “¿Qué hacían allí? Pues trabajar en las obras que obtuvo Raga en un contrato a dedo. Si es un jardín del Ayuntamiento, lo mantienen los trabajadores del Ayuntamiento y Raga sí podría haber hecho allí obras, por supuesto, pero no con el personal de la contrata, en horas de mañana cuando todos los trabajadores deberían estar manteniendo sus jardines, y menos utilizando el material adscrito al servicio”, finaliza Guarido.

Comentarios