domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

El euríbor cerrará marzo en negativo por segundo mes consecutivo

El euríbor cerrará marzo en negativo por segundo mes consecutivo

El euríbor a doce meses, el indicador de referencia de la mayoría de las hipotecas en España, sigue marcando mínimos históricos y continúa en terreno negativo, cerrando así el mes de marzo, segundo de forma consecutiva.

En concreto, la media rondará el -0,012%, frente al -0,008% de febrero. Esto supone que una hipoteca media de 120.000 euros a veinte años y euríbor +1, si carece de una cláusula suelo, pagará unos 150 euros menos al mes, pues el año pasado el euríbor estaba en positivo.

Según los cálculos de Bankinter, el indicador cerrará su media mensual por debajo del 0% en este primer trimestre del año (es decir, antes de abril) y permanecerá estable durante todo 2016 y los primeros meses del próximo ejercicio. ¿Qué significa esto para los hipotecados? La respuesta es sencilla: los que tengan un préstamo a tipo variable, sin cláusula suelo, seguirán ahorrando dinero en su cuota mensual, pero es muy complicado que los intereses totales del préstamo entren también en terreno negativo.

El motivo es que en una hipoteca variable el interés está compuesto por dos variables: el euríbor y el diferencial que aplica el banco. Según explica www.idealista.com, por ejemplo, si un hipotecado tiene un diferencial del 0,5% (algo intermedio entre el que se suele aplicar ahora y los niveles habituales antes de la crisis) para que sus intereses del préstamos fueran negativos el euríbor tendría que caer por debajo de dicho nivel. Si el euríbor se queda alrededor del -0,3% (es la previsión más agresiva de Bankinter), el interés de su préstamo se quedaría en el 0,2%; por tanto, en terreno positivo.

Así pues, es complicado que el banco acabe pagando al cliente. En todo caso, creen los expertos, en aquellas hipotecas sujetas a diferenciales muy reducidos (la oferta de la banca llegó a ofrecer diferenciales inferiores al 0,3%) una entidad financiera sí podría dejar de cobrar intereses, lo que significaría que la cuota mensual que abona el hipotecado iría directamente a amortizar el préstamo. Pero todo depende de los términos de la hipoteca y su interpretación.

Comentarios