jueves. 19.10.2017 |
El tiempo

El GCE no encuentra el camino del gol y cae ante un Mirandés B muy efectivo (0-1)

El GCE no encuentra el camino del gol y cae ante un Mirandés B muy efectivo (0-1)

El Mirandés B sigue su camino impoluto en el Grupo VIII de la Tercera División y ya suma tres victorias en otros tantos partidos. Esta vez los tres puntos fueron a costa del GCE Villaralbo en un encuentro en el que los de Diego Rojas pusieron todo menos el gol.

Y es que desde el primer momento los azulones salieron a por el encuentro. Desde el minuto uno la posesión y las ocasiones de peligro llegaban en la portería visitante. El equipo de Diego Rojas estaba cómodo en el campo, sin apenas sufrimiento atrás, dominando el centro del campo y con mucha presencia en la ofensiva. Eso se tradujo en hasta cuatro ocasiones claras de gol en las que participaban todos los futbolistas del ataque. Pero los Javi Ballesteros, Garban o Tejedor eran incapaces de encontrar el camino del gol. Unas veces la falta de puntería y otras las buenas intervenciones del cancerbero visitante impedían avanzarse al Villaralbo.

Y no solo eso, sino que de una ocasión en un balón parado a favor del GCE llegó el gol del Mirandés B. Los rojillos encontraron un agujero en la retaguardia local tras el balón parado y culminaron la acción con un contragolpe de manual. El Mirandés B se adelantaba en el marcador y además en la jugada, Juanjo, el meta local, tenía que retirarse del terreno de juego al sufrir un encontronazo que le produjo un profundo corte en la ceja y en el pómulo.

Tras el gol de Álvaro (min.25), el Villaralbo lo siguió intentando tanto en lo que quedaba de primera parte como en toda la segunda mitad. En ese segundo acto, el Mirandés no lanzó ni una sola vez entre los tres palos, pero el trabajo defensivo le sirvió para contener el torrente ofensivo de un GCE que aun así tuvo hasta cuatro ocasiones claras. Sendos manos a manos de Jarabo y Ballesteros con el meta, un libre indirecto dentro del área y dos remates de cabeza tras sendas faltas hicieron merecedor al Villaralbo no solo del empate sino de la victoria.

Pero los de Diego Rojas fueron incapaces de encontrar la diana del empate y, pese al tremendo esfuerzo físico hasta el 93, tuvieron que ver como por segundo fin de semana consecutivo los tres puntos se marchaban por la mínima.

Comentarios