lunes. 20.11.2017 |
El tiempo

El Balonmano Zamora busca reconquistar su fortaleza en el Ángel Nieto

El Balonmano Zamora busca reconquistar su fortaleza en el Ángel Nieto

Semana de buen trabajo en el seno del Balonmano Zamora MMT Seguros. La victoria en casa del Anaitasuna no ha hecho bajar el pistón de intensidad a una plantilla que sigue demostrando fin de semana tras fin de semana el hambre que tiene por ganar partidos y quedarse en la categoría otro año más. Ahora, los jugadores tienen como principal objetivo volver a hacer creer a la grada que son capaces de ganar nuevamente en casa. Y es que desde el triunfo ante Villa de Aranda, que fue a finales de noviembre, el equipo no ha vuelto a puntuar en su feudo.

“El equipo no se ha relajado pese a la victoria en Navarra, porque los dos puntos de este sábado son muy importantes. Importantes por lo que suponen en la tabla y porque tenemos ganas de que la gente vea nuestra mejor cara. Llegamos en buenas condiciones para hacerlo. Físicamente hemos cogido el punto y nos hemos ido reencontrando con nuestro juego”, explicaba satisfecho Eduardo García Valiente.

Un técnico que seguía insistiendo en la complicación que tendrá la segunda vuelta: “Va a ser una segunda vuelta muy dura pero estamos concienciados de ello. Es evidente que las semanas que ganas siempre se hacen más llevaderas. Pero hemos afrontado la semana de una forma muy madura. No ha habido relajación, sino que les he visto apretar más. Eso para un entrenador es espectacular. Toda la gente tiene claro que con el trabajo llegan las victorias. Y es que entrenar a tope ayuda a mejorar porque son situaciones reales de partido”.

El equipo tan solo tendrá que lamentar la baja de Luis Posado, que se lesionaba el hombro la semana pasada y está pendiente de conocer los resultados de las pruebas para saber el tiempo que tendrá que estar de baja fuera de la plantilla. Una plantilla que está concienciada de ganar este sábado un partido importante. En este sentido, Peli afirma: “Estamos contentos por habernos quitado la espina de Aragón y también de conseguir la primera victoria del año 2015. Intentaremos ahora seguir esa dinámica este fin de semana para ganar a un equipo que será complicado. Creo que la clave es olvidarse de la clasificación para no tener tanta presión cuando juguemos en casa. El camino es el trabajo, recordar quiénes somos y usar nuestras armas”, finalizaba el extremo.

Comentarios