domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

UCCL pide que no se exija el requisito de superficie mínima en la ayuda agroambiental de la remolacha

UCCL pide que no se exija el requisito de superficie mínima en la ayuda agroambiental de la remolacha

La Unión de Campesinos de Castilla y León, UCCL pide que a consecuencia de la climatología adversa de este año que está impidiendo la siembra de determinados cultivos, como es el caso de la remolacha, se conceda de manera excepcional para este año 2016, no exigir el cumplimiento del límite inferior del contrato agroambiental de cultivos agroindustriales sostenibles, más conocida como la ayuda agroambiental a la remolacha, para el cobro de la misma.

El año pasado ya se incluyó una excepción, por motivos relacionados con los reportes y no se exigió el cumplimiento del límite inferior del contrato, y por tanto, los titulares de explotaciones agrarias podrían solicitar la ayuda por cualquier superficie aunque estuvieran por debajo del 20% de la superficie de contrato, siempre y cuando fueran consecuencia de los reportes del año anterior.

En la provincia de León, una de las más afectadas, como ya viene denunciando esta organización agraria, a día de hoy los agricultores no pueden acceder a sus parcelas, al encontrarse estas completamente anegadas, lo que imposibilidad las labores de preparación y siembra, impidiendo el cultivo de la remolacha azucarera que conlleva al incumplimiento de los requisitos exigidos en la agroambiental.  Otras zonas de Castilla y León, debido  a estas adversidades climáticas se encuentran también en esta situación de imposibilidad de siembra.

La Unión de Campesinos de Castilla y León, considera que es un motivo de suficiente calado como para que la Administración lo considere un año excepcional. Por eso, UCCL ha solicitado al Director General de Política Agraria Comunitaria, Pedro Medina, mediante el envío de una carta, que incluya esta excepción, para que los agricultores no tengan que cumplir con la superficie mínima y puedan reducir su superficie más de un 20% con respecto a la del año pasado, o con respecto a la superficie básica del contrato agroambiental, sin que con ella suponga penalización o incumplimiento, y por tanto cobren por las hectáreas sembradas.

La normativa establece que los beneficiarios de la ayuda agroambiental a cultivos agroindustriales sostenibles (ayuda agroambiental a la remolacha) deben mantener dos requisitos diferentes: que la superficie acogida a la ayuda y validada tras controles administrativos y sobre el terreno sea al menos el 80% de la superficie básica del contrato y no superar el 120% y por otro lado, también se comprobará que la variación de la superficie con respecto al año anterior no sea superior al 20%.

Comentarios