domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

El corte de jamón, todo un arte

El corte de jamón, todo un arte

Saber cortar jamón ya no es una cualidad reservada para muy pocos. Hoy en día, cada vez son más las personas que sienten el anhelo de aprender a cortar uno de los alimentos más cotizados y apreciados de nuestro país. No obstante, un buen corte es parte fundamental para que el sabor de un jamón sea mucho más placentero.

A parte de esta motivación que puede tener cualquier ciudadano, también está la necesidad. Y es en este último caso en el que se ilustra el curso de corte de jamón que el pasado miércoles organizó, con motivo de su cuarto aniversario, la agencia de formación Avapac. Así, casi una veintena de personas relacionadas con la hostelería tomaron parte en una master class de corte de jamón en el Capricho de Meneses de la mano de Héctor González, del restaurante Bocca de Baco.

Algunas de las empresas que participaron en esta actividad fueron: Mesón Tardobispo, Bar de Samir, Bar lajafriz, Mesón Anki, La Casa de los Pinchitos, Entre2, Marpri, Capricho de Meneses, Bar Asociación de Jubilados de Morales, Bocca de Baco, La flaca, Bar Londri, Mesón Padornelo, Raigada y una serie de invitados que amenizaron el evento. Se cortaron jamones ibéricos de la marca “El Rebollar” durante las tres horas que duró la clase.

Héctor González, encargado de impartir este curso, comentaba para zamora24horas: “La actividad ha consistido sobre todo en el corte del jamón, de las partes que tiene el jamón, sus propiedades, cómo se corta y cómo se aprovecha. Porque no solo es cortarlo bien para servir sino también cortarlo bien para aprovechar lo máximo e incluso para poder conservarlo bien”. Sobre lo necesario para hacer un buen corte, apuntaba: “Es necesario un buen jamón, unos buenos útiles, un soporte donde no se mueva el jamón y mucha maña, porque hay que tener cuidado con los dedos”, sonreía el propio González.

Además, finalizaba: “Para aprender a cortar jamón, como en casi todo, lo que más falta hace es mucha práctica. La clave está en que sean lonchas finas y bien proporcionadas, de unos cinco centímetros, que no se haga bola en la boca y que se deshagan bien. Cada vez hay más gente que quiere saber cortarlo, porque no sabe igual”.

Comentarios