lunes. 20.11.2017 |
El tiempo

La huelga en Renfe para Miércoles Santo pone en peligro la ‘operación llegada’ de Semana Santa

La huelga en Renfe para Miércoles Santo pone en peligro la ‘operación llegada’ de Semana Santa

La huelga de los trabajadores de Renfe para Miércoles Santo pone en peligro el tráfico de viajeros a la Semana Santa de Zamora. Y es que esta semana es una de las que más suelen utilizar los trabajadores del transporte para apretar en las negociaciones debido al enorme volumen de turistas que se genera con motivo de esta celebración de carácter religioso. Una situación que en el caso de Zamora tiene una mayor incidencia por la gran cantidad de ciudadanos que decide regresar a casa en estas fechas e incluso que opta por vivir la Semana Santa zamorana como foráneo. Es por ello que la huelga de trabajadores de Renfe genera cierta incertidumbre en el sector turístico de la provincia zamorana. 

En concreto, el sector ferroviario de Comisiones Obreras (CCOO) y el Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) anunciaban la convocatoria de una huelga en Renfe y Adif durante todo el próximo 23 de marzo (Miércoles Santo), coincidiendo con la ‘operación salida’ de Semana Santa (en el caso de Zamora se considera operación llegada por la gran cantidad de turistas que recibe la provincia en esta fecha), y también el 28 de marzo (Lunes de Pascua), la fecha de regreso. De esta manera, si no se resuelve antes el problema, miles de viajeros se verán afectados en el inicio de sus vacaciones. 

De hecho, en los trenes Alvia que unen Madrid con Zamora para ese Miércoles Santo, cinco de los seis ya están completos de viajeros. Tan solo el convoy que sale a las 7.20 de Chamartín tiene aún plazas disponibles a un precio de 28,30 euros en clase turista. Pero los trenes que tienen prevista su partida a las 9.15, 13.05, 15.00, 16.25  y 18.50 ya cuelgan el cartel de ‘completo’. De esta forma, una huelga esa jornada afectaría a cientos de personas que desean coger esos Alvia para llegar hasta la capital del Duero.

Según explica el sindicato, la convocatoria de esta huelga está motivada por la paralización de los convenios colectivos alcanzados con Renfe y Adif hace más de tres meses. Y es que no pueden ser aplicados porque están paralizados en el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, “algo insólito que no se había producido en Renfe y Adif, hasta ahora, en todos los años de democracia en nuestro país”.

Además, CCOO advierte de que esta situación significa no solo la pérdida de derechos, sino, sobre todo, la pérdida de una oportunidad para crear empleo, ya que existe el compromiso de integrar 930 nuevas plazas entre Renfe y Adif. Desde el sindicato insisten en que la huelga “se evitaría si el Ministerio de Fomento trasladara a las empresas y a los sindicatos la confirmación de que los convenios colectivos y los procesos de contratación de nuevo personal son desbloqueados y se comienzan a aplicar”.

Por último, desde Renfe argumentan que el acuerdo sobre el convenio colectivo no ha sido ratificado aún por Hacienda y que los planes de desvinculación y creación de empleo están en marcha. Además, han detallado que en este 2016, la compañía será la empresa pública que más empleo cree con 500 puestos.

Comentarios