domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Subdelegación, Guardia Civil, Diócesis y ayuntamientos buscan soluciones a la oleada de robos en los templos

Subdelegación, Guardia Civil, Diócesis y ayuntamientos buscan soluciones a la oleada de robos en los templos

La oleada de robos en las iglesias de la provincia se ha convertido en una preocupación social para los habitantes del medio rural. Un medio que aglutina todos los condicionantes para ser muy atractivo para los ladrones. Y es que se trata de zonas muy vastas de terreno en donde viven pocos habitantes, sobre todo en los meses comprendidos entre octubre y marzo. Ante esta problemática, este lunes se desarrollaba una reunión con todos los agentes implicados para buscar posibles soluciones.

Con el subdelegado del Gobierno haciendo las veces de anfitrión, miembros de la Guardia Civil, representantes institucionales y responsables de la Diócesis de Zamora buscaban una actuación común para tratar de dar caza a los malhechores que están poniendo en jaque a los habitantes de Tábara, Aliste e incluso Benavente. En todos los casos, el ‘modus operandi’ es el mismo, según explicaba Jerónimo García Bermejo tras la reunión. 

Y es que en todos los casos, los robos se producen en oleadas, siempre en dirección a la frontera de Portugal. También resulta importante conocer que la tónica es la de entrar a las iglesias a través del forzado de puertas o ventanas para sustraer el dinero del cepillo. En algunos casos también se roban objetos de valor, aunque se trata de elementos menores como anillos, rosarios y medalla. “Lo que buscan son elementos fácilmente vendibles en el mercado”, comentaba Bermejo. Además, también apuntaba que esta oleada de robos sufrió un parón durante la Semana Santa y se reactivó hace unas semanas.

Aunque no quiso valorar en exceso la línea de investigación que desarrolla la Guardia Civil, García Bermejo explicaba que “todo apunta a que se trataría del mismo grupo de actuación”, aunque no quiso incidir si las sospechas siguen apuntando a ciudadanos portugueses.

Por último, el alcalde de Trabazos, Javier Faúndez, acudía a la reunión como uno de los representantes de los ciudadanos. Al término de la reunión, Faúndez comentaba: “Es difícil para la población convivir con esta situación de robos continuos en iglesias. Nosotros hemos mostrado todo nuestro respaldo a la Guardia Civil porque realizan una labor fundamental y lo que pedimos a la ciudadanía es paciencia y colaboración con las fuerzas del orden. Cualquier pista o situación anómala debe ser transmitida a la Guardia Civil para ayudar a resolver esta situación”, finalizaba.

Comentarios
Lo más