lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

María Eugenia Cabezas: “Pagamos la novatada en algunas cosas pero el Verano Cultural ha tenido buena acogida”

María Eugenia Cabezas: “Pagamos la novatada en algunas cosas pero el Verano Cultural ha tenido buena acogida”

¿Qué valoración hace del Verano Cultural?
Estoy contenta, porque para ser la primera vez que nosotros organizamos el Verano Cultural sin experiencia creo que no ha salido mal para el poco tiempo y el poco dinero que teníamos. Ya dijimos cuando lo presentamos que había habido mucha colaboración de todos los que nos propusieron alguna actividad. Estoy contenta porque en general ha habido muy buena repuesta. En casi todas las cosas que se han hecho en muchas se han agotado entradas o han tenido mucho público. Creo que la aceptación ha sido buena.

¿Qué actividades han gustado más?
El teatro, por ejemplo, siempre tiene un público fiel. Luego, las noches de humor fueron un éxito absoluto; incluso en la que tuvimos que suspender las entradas estaban ya casi agotadas. Esto te anima porque hay que seguir en esa línea. De cara a la programación habrá cosas que continuaremos e incluso que potenciaremos el año que viene. También el jazz es una cosa que la gente suele esperar y ha gustado mucho. El promotor me ha dicho que fue un éxito y es verdad porque todos los conciertos estuvieron llenos, salvo el día de la tormenta que tuvo que ser suspendido.

¿Han salido cosas mal?
Desde el primer día me di cuenta de cosas que estaban mal hechas. Es un peaje que hay que pagar cuando eres nuevo en algo y luego te vas dando cuenta. Soy muy crítica conmigo misma y la verdad es que sí tengo apuntados errores que hay que subsanar de cara a los años próximos. Está claro que no nos podemos quedar aquí. Habrá cosas a mejorar porque de los fallos se aprende, pero habrá cosas que potenciemos y tendremos ideas nuevas.

¿Contenta con la duración del programa?
Sí, normalmente el verano cultural dura hasta finales de agosto. Yo llegué a la concejalía el 2 de julio y ya llevábamos unos días viendo propuestas. Entendíamos que el Verano Cultural tenía que enganchar con la Concha porque es cuando más afluencia de turistas hay en Zamora. Y es que hay que tener en cuenta que también estas actividades tienen que ser parte del atractivo que se ofrezca a los turistas.

Y ahora se engancha con las fiestas de la Concha, ¿qué esperan de ellas?
El presupuesto vuelve a ser limitado pero sabemos que es lo que hay, así que de nada vale quejarse. Hay que hacer lo que se pueda con lo que tenemos. No serán unas fiestas de grandes acontecimientos pero hay actividades que son novedosas, como por ejemplo el festival de rock, que aunque se haya hecho otras veces, pretendemos que sea un germen de algo importante y tenga continuidad en el tiempo. Además, el espectáculo audiovisual será algo que a la gente le va a gustar mucho porque es algo muy atractivo y que no se ha visto nunca en Zamora ni tampoco en muchos sitios. Ofrecen algo distinto.

¿Por qué deben llegar las fiestas a los barrios en vez de concentrarse en el centro?
Las actividades infantiles en los barrios me parecen fundamentales. Eso también es un pequeño germen de lo que es nuestra idea. A partir de ahora cuando programemos actividades culturales no va a ser solo en la Marina, en la Constitución, en la Plaza de Castilla y León, en la Plaza Mayor o en el Casco Antiguo. Tenemos que llevar actividades fuera porque también hay negocios fuera y vecinos que quieren disfrutar sin desplazarse de sus barrios.

En el Verano Cultural no participaron muchos barrios, ¿por qué?
En el verano cultural se piensa también en el turista que viene de fuera por eso a veces se organizan las actividades en el centro porque parece una zona más idónea para estos visitantes. Pero hay que empezar a llevar actividades del verano cultural también fuera porque el resto de barrios también tienen derecho. Seguramente podamos programar cosas en los barrios que a la gente les van a gustar y usando el talento de Zamora. Estoy pensando, por ejemplo, en la joven orquesta de la banda de Zamora que está deseando que trabajemos con ellos, que les aprovechemos. Una buena forma de eso es llevar música a todos los barrios.

Comentarios
Lo más