miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo

Bercianos representa el Santo Entierro de la mano de su peculiar tradición

Bercianos representa el Santo Entierro de la mano de su peculiar tradición

Como cada año desde el siglo XVI, los habitantes de Bercianos de Aliste han salido a la calle para participar en su procesión del Santo Entierro. La localidad zamorana se ha convertido en un hervidero de fotógrafos, devotos y curiosos, ávidos de vivir en primera persona una tradición que ha sobrevivido al paso de los años, y a momentos menos boyantes, hasta convertirse en uno de los momentos álgidos de la Semana Santa en la provincia.

Ya antes de las cuatro de la tarde, los más de 200 cofrades que conforman la hermandad se han reunido en el templo de San Mamés, al pie de la zona delimitada donde se ha llevado a cabo el desenclavo. Desde allí, y vestidos totalmente de blanco, con el traje que luego será su mortaja, los hermanos se han dirigido al encuentro del Cristo y de la Virgen para presenciar el acto religioso y tradicional que permite bajar a Jesús de la cruz para introducirlo en una urna.

Tras esta ceremonia, el desfile ha partido desde el pueblo encabezado por varios jóvenes que portaban dos pendones, uno de color negro y otro morado. Tras ellos, en una única hilera, marchaban los cofrades con el Cristo en la urna y, más atrás, la Virgen escoltaba el féretro levantada por mujeres solteras, vestidas de luto y con el rostro destapado.

La comitiva, muy arropada por el pueblo y por sus visitantes, ha subido hasta el cementerio nuevo de la localidad antes de regresar de nuevo hacia el templo realizando el mismo recorrido.

Comentarios
Lo más