domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

Los menús triunfadores en el Hotel Spa Convento I y en el Hotel Spa Valbusenda

Los menús triunfadores en el Hotel Spa Convento I y en el Hotel Spa Valbusenda

“En Zamora estamos acostumbrado al típico asado del lechazo que generalmente es lo que más llama la atención. Pero yo he buscado un menú dentro de la categoría Cocina libre que llame la atención y que no deje indiferente a nadie usando piezas más nobles del lechazo que las que usan normalmente. He metido muchas texturas, salsas diferentes, productos asiáticos aunque sin desmerecer el lechazo”, explicaba para zamora24horas Jonathan Garrote, que con apenas 23 años ya es jefe de cocina del Hotel Restaurante ubicado en el complejo de Valbusenda. 

En este sentido, Garrote añadía: “Siempre es más complicado salir adelante si eres joven por los prejuicios que suelen echarte encima, pero tengo que darle las gracias a mi equipo porque entienden mi filosofía innovadora, más vanguardista”, espetaba un  Jonathan Garrote que aunque acudió a la gala de entrega de premios apenas acaparó fotos  pese a ser el ideólogo del menú que le otorgó el premio al establecimiento que representa.

Por su parte, desde el Hotel Convento I apostaba por algo más tradicional: “Nuestro lechazo está hecho a la forma tradicional, con un buen horno de leña de encina que le deja un sabor característico. La gente ha sido muy receptiva, les ha gustado mucho y el año que viene seguiremos ahí luchando para sacar platos nuevos”, comentaba el maitre de este establecimiento a la vez que recordaba el trabajo de Isabel, la cocinera, y Manolo, el asador.

El menú del Hotel Convento I era el siguiente en las jornadas:
Mousse de Lechazo con crujiente de queso zamorano y sala de manzana.
Cazuela de mollejas de lechal al aroma de tomillo y toque de ibérico.
Lechazo de Castilla y León con denominación IGP asado en horno de leña de encina con ensalada de la huerta.
Tarta casera del Convento.
Vino Tinto Colegiata Crianza 2010 Bodega Fariña.
Agua mineral, pan, café y licores.

Mientras que el menú del Hotel Spa Valbusenda estaba formado por:
Lingote de manitas de lechazo bajo sus secretos y su propio cuero crujiente.
Marmita de lenguas de lechal cocinadas en su jugo untuoso con tallarines de calamar salvaje y hummus de Fuentesaúco.
Paletilla de cordero lechal rellena de hongos sanabreses glaseada a baja temperatura con extracto de sus carrilleras y salsa tonkatsu con noodles en wok.
Bizcocho de chocolate blanco y ganaché zamorano con toques perfumados de texturizado de cordero.
Vino Valbusenda.
Agua mineral, pan y café.

Comentarios