lunes. 18.12.2017 |
El tiempo

El último adiós al Guardia Civil zamorano atropellado en Valladolid

El último adiós al Guardia Civil zamorano atropellado en Valladolid

Familiares, amigos y compañeros le tributaban el último adiós a Dionisio Álvarez. El Guardia Civil zamorano que fallecía el miércoles a consecuencia de un atropello mientras estaba de servicio sobre su moto en el kilómetro 147 de la autovía A-62 en sentido Burgos. 

Con 55 años, Dionisio Álvarez era natural de Zamora aunque estaba afincado en la localidad vallisoletana de Tordesillas. Tenía cuatro hijos, dos de ellos, según explican personas cercanas al fallecido, pertenecían también al cuerpo de la Guardia Civil. Gran parte de su familia vive en la capital zamorana; de hecho, dos de sus hermanos trabajan en dos establecimientos muy frecuentados en Zamora: una carnicería y un taller mecánico. 

Al sepelio acudió el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández, que le impuso la medalla al mérito a título póstumo. También estuvieron presentes María Seguí, directora de la Dirección General de Tráfico, y el subdelegado del Gobierno en Zamora, Jerónimo García Bermejo, además de gran parte de sus compañeros de la Guardia Civil de Tráfico del Destacamento de Tordesillas en el que estaba enrolado Dionisio Álvarez.

Comentarios