viernes. 15.12.2017 |
El tiempo

La Junta tratará de potenciar la venta de vino de Castilla y León en Noruega

La Junta tratará de potenciar la venta de vino de Castilla y León en Noruega

Responsables de dos importadoras noruegas recorren desde el pasado jueves y hasta hoy distintas bodegas de Castilla y León en el marco de una misión inversa organizada por la Consejería de Economía y Hacienda a través de la ADE. Proceden de las ciudades de Oslo y Stavanger, y están interesados en incorporar vinos de la Comunidad a su cartera de productos.

La visita se ha organizado a partir de una convocatoria previa a la que se invitó a las bodegas de acuerdo con los requerimientos expresados por las compañías noruegas. La iniciativa tuvo mucha aceptación, puesto que se inscribieron 40 bodegas, entre las que los importadores efectuaron su selección de acuerdo con sus intereses.

El primero de los distribuidores noruegos está especializado en vinos orgánicos de España y Portugal y además colabora con la publicación ‘Vinforum’, una de las revistas del sector más importantes del país nórdico, así como con un blog de reciente creación. Dado que busca exclusivamente vinos ecológicos, seleccionó cinco bodegas de la DO Rueda (Menade, Cuatro Rayas, Vidal Soblechero, Verderrubí y Mocén), una de Ribera del Duero (Virgen de la Asunción) y otra de Arribes (Ribera de Pelazas).

El otro importador es experto en vinos italianos y franceses, aunque también trabaja los españoles. Busca bodegas familiares que, además de producir caldos de calidad, tengan un proyecto de futuro y la intención de establecer una relación sólida y estable. Está interesado fundamentalmente en vinos de Bierzo, Arlanza, Arribes y Ribera de Duero, y también tiene presencia en ‘Vinforum’. De ahí que su agente especializado en vinos españoles esté visitando Bodegas Godelia y Prada a Tope en el Bierzo; Arzuaga, 3 Ases, MN Wines-Rita Hetvin y Bodegas S. Arroyo en Ribera del Duero, y Ribera de Pelazas en Arribes.

Las exportaciones al país nórdico se han duplicado desde 2010

Noruega es un mercado tan difícil como atractivo para las bodegas de Castilla y León, en la medida en que es uno de los países con un nivel de vida más elevado del mundo, lo que junto a la fortaleza de su moneda y su acreditado desarrollo lo convierte en objetivo de cualquier empresa. Sin embargo, a estos aspectos se contraponen su pequeño tamaño (en torno a cinco millones de habitantes) y, sobre todo, el sistema monopolista de distribución del alcohol (‘Vinmonopolet’), que establece que sólo el Estado puede vender bebidas alcohólicas por encima de una determinada graduación, en concreto el 4,75 %.

Este procedimiento se emplea en todos los países nórdicos excepto Dinamarca, que sí tiene venta libre, y funciona a través de concursos que el estado noruego convoca regularmente para adquirir bebidas alcohólicas, y a los que únicamente pueden presentarse importadores. Esto lleva a que muy pocas bodegas opten a vender allí, ya que tienen que darse las circunstancias simultáneas de que dispongan de importador, el concurso público incluya vino de sus características y, como es lógico, resulten adjudicatarias en esas referencias.

La dificultad para abrirse camino en Noruega se refleja en que este país se sitúa en el puesto 56 en el ranking de clientes regionales de vino, si bien ha escalado 12 posiciones desde 2010. De hecho, un buen indicador de las prometedoras expectativas que genera este estado escandinavo es que las exportaciones de vino de Castilla y León a Noruega se han doblado desde 2010, hasta alcanzar un valor de 1,3 millones de euros en 2014.

Desde un punto de vista global, Castilla y León aporta el 5,34 % del valor total de las exportaciones españolas de vino al país nórdico. Por provincias, Valladolid lidera la exportación de vinos a Noruega, con casi 700.000 euros, seguida de Segovia con 250.000.

Captación de inversión extranjera para la comunidad

Conviene recordar, por último, que la Consejería de Economía y Hacienda tiene previsto trabajar con intensidad en el ámbito de la internacionalización durante los próximos cuatro años. Tal y como anunció la consejera Pilar del Olmo el pasado 1 de septiembre en las Cortes, entre las prioridades de la Junta para los próximos cuatro años figura impulsar la expansión exterior de las empresas autonómicas, hasta alcanzar las 6.000 compañías exportadoras al final de la legislatura. En esta estrategia será decisiva la aprobación de un nuevo Plan de Internacionalización en el primer trimestre de 2016, que se negociará con todos los agentes afectados y se centrará tanto en difundir nuestros productos, como en captar inversiones para Castilla y León.

Comentarios
Lo más