domingo. 18.02.2018 |
El tiempo

El número de acogimientos aumenta pero todavía hay 84 niños que esperan una familia de acogida

El número de acogimientos aumenta pero todavía hay 84 niños que esperan una familia de acogida

Castilla y León fue una de las comunidades autónomas pioneras a la hora de implantar el programa de acogimientos familiares hace ahora 25 años y, desde entonces ha experimentado un crecimiento sostenido en el tiempo.

Prueba de ello es que se ha pasado de un volumen de 72 acogimientos en el año 1990 a los 896 a lo largo de todo 2013. Esta medida del Sistema de Protección a la Infancia está orientada a menores de hasta 18 años que necesitan una atención familiar complementaria o sustitutiva de la de sus propios padres durante un tiempo determinado, ya sea porque los padres no pueden atenderlos adecuadamente, porque su familia de biológica está atravesando una situación de crisis, o porque no es posible tramitar una adopción, según indican fuentes de la Administración autonómica.

La finalidad del programa es que el menor separado de su familia reciba la atención en un medio o contexto familiar de convivencia por parte de los acogedores. Estos deberán contribuir a que el menor se desarrolle plenamente con el objetivo general de que retorne a su familia biológica, con la que se trabaja de forma paralela, o en su caso a una familia adoptiva.

En el primer semestre de este año, el volumen total de menores acogidos en familias alcanzó la cifra de 758, lo que supone once más que en el mismo periodo del año anterior y un 13,6% más que los contabilizados en los primeros seis meses de 2012. Del total de menores separados de sus padres, aproximadamente el 70% se encuentra en acogimiento familiar y el 30%, en acogimiento residencial.

En cuanto a la edad de los niños acogidos durante todo ese periodo, más del 74% de los casos son niños mayores de seis años, y el menor porcentaje de estos años, con el 5,1% de los casos son niños menores de 18 meses. El 20,8% restante tiene entre 18 meses y cinco años.

A pesar del incremento experimentado, a 30 de junio de 2014 aún estaban esperando una familia de acogida un total de 84 niños en Castilla y León. De ellos, ocho tenían hasta 18 meses; 10 niños, entre 19 meses y cinco años, mientras que 40 ya habían cumplido los seis años y 26 superaban los trece.

Comentarios