sábado. 25.11.2017 |
El tiempo

La plantilla del MMT advierte que no dejarán nada en la “mochila” pese a estar clasificados

La plantilla del MMT advierte que no dejarán nada en la “mochila” pese a estar clasificados

Los jugadores del Balonmano Zamora MMT Seguros no quieren relajarse pese a estar clasificados para jugar la fase de ascenso a la Liga Asobal a falta de dos meses y medio para su disputa. Asumen que la situación es negativa por la gran cantidad de bajas que poseen, pero igualmente los jugadores sanos son conscientes que puede ser un buen momento para dar un paso adelante ante las lesiones de pilares fundamentales para el equipo como Camino, Rodrigo del Val, Octavio o Jortos.

El zamorano Guille era el encargado de comparecer ante los medios de comunicación este jueves para explicar la situación del equipo y cómo el plantel afronta el duelo: “No será un partido fácil por la situación en la que llegamos al partido, con muchas bajas. Por la clasificación todo el mundo pensará que el partido es fácil, pero nada de eso. No obstante ya tenemos la prueba de la ida en la que nos pegamos un batacazo enorme con el empate y pudo ser peor. Tenemos que afrontar el partido con precaución pero con mucha ilusión y con ganas de seguir mejorando y creciendo”.

En el vestuario son conscientes que esas bajas harán acumular muchos minutos a un pequeño puñado de jugadores: “Los que estamos tenemos que trabajar para sacar esto adelante. Vamos a asumir muchos más minutos y es una oportunidad para todos y demostrar que valemos para esto”, explicaba un Guille que trasladaba el sentir del vestuario con respecto a la clasificación matemática ya conseguida para la fase de ascenso: “No nos va a afectar. En los entrenamientos hay más carga física para prepararnos para la fase, y en los partidos es probable que se nos note algo más pesados. Pero intentaremos hacerlo lo mejor que sabemos y no dejar nada guardado en la mochila. Iremos a ganar cada encuentro porque nos servirá como preparatorio para la fase”.

Por último, también valoraba el amplio parón de tres semanas que llegará tras jugar ante Cisne, con motivo del Preolímpico: “Cada vez que paramos, a mi particularmente siempre me cuesta arrancar después. Aunque es verdad que siempre viene bien el descanso sobre todo el descanso mental, porque como no lo tenemos habitualmente hay que desconectar de vez en cuando”, finalizaba Guille.

Comentarios
Lo más