jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

Los turistas, satisfechos en líneas generales con la visita a la Semana Santa de Zamora

Los turistas, satisfechos en líneas generales con la visita a la Semana Santa de Zamora

En Castilla y León, la Semana Santa goza de gran tradición y mueve un importante volumen turístico. De hecho, es la comunidad autónoma española con el mayor número de municipios cuya Semana Santa está declarada de interés turístico internacional. A consecuencia de la popularidad, la ocupación hotelera de estas ciudades se ve afectada ante la llegada de visitantes. En el caso de Zamora esta situación se multiplica exponencialmente, ya que ha contado con una ocupación del 97 por ciento durante los días centrales de la Pasión.

Por eso, zamora24horas quiso aprovechar la matinal del Domingo de Resurrección para hablar con algunos de los visitantes que recorrían la ciudad para ver al resucitado y apurar sus últimas horas de turismo por Zamora. Felipe Martín, natural de Madrid, explicaba su experiencia: “Esta es la tercera vez que vengo a la Semana Santa de Zamora. La última fue en 2013 y me quedó un mal sabor de boca porque llovió mucho. Este año el tiempo ha respetado mucho más y nos vamos más contentos. He venido con mi mujer y mi hijo de 12 años y hemos estado en un hotel con media pensión. Llegamos el Miércoles Santo justo para ver el Silencio y nos vamos este domingo por la tarde. Nos quedamos con las ganas de acudir a Bercianos, que también habíamos oído que era una Semana Santa especial, pero la amenaza de lluvia nos echó para atrás y decidimos quedarnos en la capital”, relataba.

Por su parte, también buena imagen se llevaba Estela Pérez, que hablaba con zamora24horas a los pies del Merlú: “Nunca había venido y tengo una compañera de trabajo en Toledo que me había recomendado ver alguna vez en mi vida la Semana Santa de Zamora. Hemos venido dos amigas a un hostal y nos ha chocado mucho el ambiente de las procesiones nocturnas. En general hemos percibido mucha hospitalidad y nos llevamos muy pocos ‘peros’. Quizás algo más de limpieza en algunas zona de la ciudad, algo más de iluminación en algunos monumentos… pero nada que haga que nos llevemos una mala impresión”, comentaba sonriente esta joven de 29 años.

Desde Sanlúcar de Barrameda llegaba para vivir Jueves, Viernes, Sábado Santo y Domingo de Resurrección Francisco Guerrero. Salía del templo de San Juan de ver a la Soledad y explicaba: “No tiene nada que ver con lo que tenemos en el sur. Tengo que reconocer que a mí me gusta más la alegría que tenemos en Andalucía, pero quizás por eso impresiona más ver cómo se vive aquí esta semana. La procesión del Yacente y el canto del Miserere es algo único, que había visto en algún vídeo pero como se dice coloquialmente, la realidad supera a la ficción. Mi mujer y yo estuvimos escuchándolo y nos quedamos impactados. El silencio, el recogimiento, la austeridad. Todo eso lo habíamos oído, pero hay que verlo para sentirlo de verdad. Además, también me llevo buen recuerdo de la gastronomía. Hemos comido y cenado todos los días fuera del hotel y me ha sorprendido la calidad y sobre todo la cantidad que se sirve”, comentaba entre risas este gaditano.

Comentarios
Lo más