domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

Las renovaciones en el Zamora, el eterno caballo de batalla de la época moderna

Las renovaciones en el Zamora, el eterno caballo de batalla de la época moderna
La época moderna del Zamora Club de Fútbol ha venido marcada por varios episodios positivos y negativos. Desde fases de ascenso, hasta participaciones históricas en Copa del Rey, pasando por salvaciones agónicas y temporadas de transición. Pero en los últimos dieciséis años ha habido dos cosas en común, la presencia sistemática en Segunda División B y la dificultad para mantener un bloque año tras año.

Hay que apuntar que mantener un bloque no significa únicamente renovaciones, sino utilización de jugadores de la base de un año para otro o firmar contratos a más de un año. Ahora, con el cierre del mercado de fichajes hace escasos días, zamora24horas hace un informe de los bloques que se han mantenido durante los últimos años.

José María Casas ha sido el presidente que más tiempo ha perdurado en el cargo estando el Zamora en la categoría de bronce del fútbol español. Restando la configuración de la plantilla de Tercera a Segunda División B, que se produjo de la 98/99 a la 99/00, Casas perfiló un total de diez plantillas en Segunda División B: desde la 00/01 hasta la 09/10. En esas diez configuraciones de plantilla no fue capaz de mantener un bloque sólido de una a otra temporada. De hecho, la media de jugadores que tuvieron minutos durante al menos un año seguido fue de 7’6 jugadores.

En ese sentido, el año que menos jugadores repitieron fue en la 2004/2005 en la que tan solo cuatro jugadores repetían de la plantilla del año anterior. Curiosamente, y al contrario de lo que se piensa, el año que más futbolistas se mantuvieron de un año para otro fue en la campaña tras caer ante el Castellón en la fase de ascenso. Aquella temporada repitieron una decena de jugadores, independientemente del peso que pudieran cobrar en el esquema del entrenador.

Manuel Tejedor le sustituyó en el cargo y tan solo tuvo que hacer una plantilla en la 10/11. Aquel plantel, confeccionado por Liceranzu, tenía siete jugadores, de veintisiete que tuvieron minutos aquella temporada, que repetían con respecto a la temporada anterior.

Maxi Martín llegó al Zamora CF en la campaña 11/12 y tuvo que diseñar dos plantillas. Con Roberto Aguirre como entrenador, Maxi fue capaz de que diez jugadores el primer año, y once el segundo, se mantuvieran en el club.

El récord de renovaciones lo ostenta el propio Segismundo Ferrero. La temporada pasada, recién llegado al cargo, vio como Roberto Aguirre era capaz de mantener a 13 futbolistas que habían tenido minutos en la campaña anterior. Y esta temporada, el número de futbolistas se fija en diez. Ciertamente, al igual que ha pasado en otras épocas, no se hace distinción en la importancia que puedan tener en los planes del entrenador, sino simplemente en que hayan tenido minutos durante la temporada.

En definitiva, José María Casas fue capaz de renovar de media a 7’6 jugadores por temporada, Tejedor a 7, Maxi Martín a 10’5 y Segismundo Ferrero a 11'5. Entre medias, las gestoras de Simón García Taboada y de Isaac Macías, que no tuvieron que configurar plantillas.

Comentarios