sábado. 18.11.2017 |
El tiempo

La ciclista zamorana María Calderón logra un oro y una plata en los Campeonatos de España

La ciclista zamorana María Calderón logra un oro y una plata en los Campeonatos de España
La zamorana María Calderón se ha proclamado este fin de semana campeona de España contrarreloj, en los Campeonatos de España de ciclismo para juniors, seniors y masters que se celebran en Mazarrón (Murcia). La ciclista junior aventajaba en 34 y 36 segundos a las valencianas Cristina Martínez y Teresa Ripoll.

Veinticuatro ciclistas tomaban la salida en la prueba femenina, sobre 12,8 kilómetros, lo mismo que la masculina. Y pronto se vio el dominio de las castellano-leonesas, ya que Calderón (7-13) y Julia Rodríguez (7-16) marcaban los mejores intermedios (kilómetro 6), con Ripoll (7-18) como tercera en discordia. Pero Calderón iba a más y terminaba la prueba con un tiempo muy inferior a las demás (16-51), mientras que su paisana sufría una caía a falta de dos kilómetros, que la dejaba fuera del podio, cuarta (17.38). Por delante se le colaban una notable Martínez, que también fue a más sin ser una rodadora nata, ya que había sido quinta en el intermedio (17-27), y la mencionada Ripoll (17-29).

Pero la zamorana no se conformó con esa medalla y también se colgaba la plata en la prueba en ruta. Cristina Martínez ratificó los pronósticos que la daban como favorita para la prueba en línea. La valenciana dominó el ‘tempo’ de la carrera, esperando al principio, seleccionado en Cedacero, contraatacando camino del último puerto y yéndose en solitario, para entrar con 1-57 sobre un cuarteto que se jugaría las medallas siendo la plata para la zamorana María Calderón y el bronce para la madrileña Rocío del Alba García, quedándose sin preseas la gallega Paula Sanmartín y la también valenciana Teresa Ripoll.

Calderón se mostraba muy contenta, “porque si me dicen que me llevo un oro y una plata de los Campeonatos antes de empezar no me lo hubiera creído. Cuando pinché no me puse nerviosa porque sabía que yendo a mi ritmo podía cazar, como así fue. Y de cara al sprint sabía que tenía que ser inteligente, porque era la única posibilidad ya que no tenía fuerzas para saltar a falta de cinco kilómetros”.

Comentarios