martes. 24.10.2017 |
El tiempo

La imaginación mueve los hilos

La imaginación mueve los hilos

El martes nos metimos en la piel del lobo para desmontar la clásica versión de Caperucita Roja, fuimos fieles a la cita con los títeres de cachiporra de Zancadillas y Baychimo nos hechizó en el reino mágico de la harapienta Cenicienta. El miércoles, cantamos con el Tragaldabas, perdimos la cabeza con Felicia y Miguelillo, y viajamos por las cuatro estaciones con los chilenos de Teatro Ocasión. El jueves, repartimos cartas de amor con Bruno Estampilla, ‘un cartero de maravilla’ y cantamos fado portugués con Os Bonecos de Aleixo. 

El viernes creamos un mundo ruso de papel y durante media hora fuimos funámbulos en el circo francés de Pelele. El sábado, Charo Jaular nos hizo soñar con las palabras y volar con la princesa Valentina mientras que las Marionetas de Taiwán despidieron el festival con un toque oriental. Y durante cinco días, todos volvimos a ser niños otra vez. Habrá que esperar un año para que a principios de mayo la imaginación, la magia y el teatro vuelva a mover los hilos por las calles de Zamora.

Comentarios