miércoles. 21.02.2018 |
El tiempo

Laura Rivera, concejala de Igualdad: "Necesitamos cambiar la cultura machista que se ha heredado"

Laura Rivera, concejala de Igualdad: "Necesitamos cambiar la cultura machista que se ha heredado"

¿Qué planes tiene el Consejo de la Mujer en el Ayuntamiento para combatir la violencia de género?

Hasta ahora no ha tenido muchas competencias pero lo que vamos a intentar hacer es que se puedan tomar decisiones en el ámbito de la igualdad y que se tenga un pequeño presupuesto para poder organizar actividades, unas actividades que antes se organizaban desde las concejalías, pero nuestra intención es que tengan más competencias. Por otro lado, a mí me ha resultado muy gratificante ver que cuando había que conmemorar este día, hayamos podido llegar a hacer acuerdos, como el de realizar la concentración. Por lo tanto, creo que se puede colaborar entre todos. De todos modos, los temas de igualdad hay que tratarlos en todo el Ayuntamiento como institución, no se puede tratar únicamente en un consejo.

¿Cómo colabora el Ayuntamiento con asociaciones de apoyo a la mujer maltratada?

Principalmente, lo que hace el Ayuntamiento es colaborar en la concienciación y sensibilización a través de asociaciones de mujeres, y con empresas que existen de mujeres, casi todas ellas amplían sus jornadas para trabajar en conjunto con otras organizaciones de este tipo. Por un lado, están los centros educativos, que también se hace desde la concejalía de Juventud. Creo que tenemos que empezar también a concienciar a los hombres, muchos sí están pero algunos no. Se trabaja también desde los servicios sociales pero con muchas menos competencias, puesto que se trata de temas compartidos con la Junta, y son para casos de extrema necesidad, por ejemplo, aquella mujer que tiene que marcharse de casa y tiene que ser asesorada y cobijada en un piso de acogida que financia el Ayuntamiento.

Son conocidos algunos datos que giran en torno a la violencia de género, en concreto, 48 mujeres han sido asesinadas a manos de sus maridos en tan sólo este último año. ¿Qué le parece esta cifra y cómo puede rebajarse o erradicarse íntegramente?

Me parece tan terrible que lo que no entiendo es cómo no hay una respuesta social más fuerte, de indignación, para empezar, y de poner solución. Ese es el gran drama de este tipo de violencia, que culturalmente está tan enraizada en la normalidad que cuando se insulta a una mujer o cuando se la menosprecia parece que es una cuestión de la familia. Incluso cuando se le pega. Hasta hace muy poco era muy normal y ahora también, lamentablemente. El gran problema que tenemos es que se ve con normalidad lo que es un absoluto desastre. Si nos dicen ahora mismo que ha habido un accidente de autobús, que no es culpa de nadie, y han muerto 60 personas estaríamos conmovidos, pero este tipo de muertes suceden día a día en el ámbito doméstico, familiar y parece que socialmente nos cuesta más tomar conciencia de lo gravísimo que es.

Por generalizar, ya que es un problema nacional, ¿cuál es la solución a este problema por parte del Gobierno central?

Es curioso cómo lo económico que parece que no influye en estos asuntos de la vida privada, ha influido. Desde que empezó la crisis hay más violencia de género. Es cierto que una mujer cuando quiere tener autonomía, necesita tener un trabajo. Es sencillo, si hay más paro, hay más violencia en la pareja a la hora de independizarse. La mujer en el momento que quiere irse porque está sufriendo maltratos, tiene que aguantar porque no tiene dinero para irse. Entonces, cuando mejore la situación económica, mejorará también esta situación, aunque no todo el mundo piensa como yo, pero es que las cifras lo corroboran. Necesitamos dar una vuelta a la cultura machista que se ha heredado. Colaboración de los hombres, porque no son los malos, ellos también son víctimas de esta cultura patriarcal. Muchas mujeres se están dejando pegar y luego piensan que es porque les quieren. Esto se cambia con educación, y se empieza por los centros educativos. Nadie tiene derecho a maltratar a nadie. La violencia de género se cambia desde la sociología, ya que es un problema social generalizado, y ha costado mucho que se entienda.

Comentarios
Lo más