lunes. 18.06.2018 |
El tiempo

Balonmano | Liga Asobal

Otra vez rozando el triunfo

Otra vez rozando el triunfo

El equipo pistacho, que tuvo que luchar ante el Bada Huesca y ante una actuación arbitral que volvió a generar controversia entre los aficionados, se quedó nuevamente a un paso de la victoria en un duelo en el que siempre fue a remolque pero en el que tuvo opciones hasta los últimos instantes. Al final, Huesca supo asumir mejor los momentos decisivos y no fallaron en sus ataques para terminar ganando por 27-29.

Ni la mejor versión de ‘súper Octavio’ fue suficiente para que el Balonmano Zamora MMT Seguros pudiera sacar la primera victoria del curso. El central leonés convirtió 12 de los 27 tantos que realizó su equipo en otra exhibición. Una producción personal que no valió para ganar a un Bada Huesca al que los expertos de la Liga Asobal sitúan en posiciones muy altas a final de temporada.

Octavio no fue suficiente porque al MMT Seguros le faltó aire en los últimos instantes y también estar más certero en los balones decisivos. También sobró, a juicio del respetable, varias decisiones arbitrales, muy controvertidas que llevaron a la hinchada a abuchear al dúo arbitral a su salida del pabellón. Diferente forma de interpretar el pasivo en una y otra área, acciones sin sancionar en lanzamientos forzados de jugadores del Balonmano Zamora y exclusiones por doquier para los pistacho.

No obstante, Adrián apenas pudo participar en el duelo, ya que cometió tres faltas y los colegiados le sancionaron con una exclusión en cada acción, lo que hizo que García Valiente contase con una rotación menos en el partido. Tampoco pudo contar con Fafa en los momentos claves de la contienda, tras caer lesionado en una defensa que rozó lo antideportivo y que provocó un esguince en el tobillo del argentino.

El choque llegaba a los minutos decisivos con todo por decidir. El Balonmano Zamora fue siempre a remolque en el marcador y nunca llevó las riendas del electrónico. Pese a todo, ofrecía una buena imagen en otro duelo en el que los jugadores se vaciaron en lo físico. La contienda llegaba al descanso con 13-14. Para entonces, Octavio ya había marcado la mitad de los goles de su equipo, la plantilla trataba de jugar muy homogénea y la afición echaba en falta algún escudero para Octavio y un poco más de acierto en la portería.

Tras el paso por vestuarios, Huesca subió el nivel y desarboló a un BM Zamora que llegó a ir perdiendo por cuatro goles, con un 15-19 que obligó a García Valiente a pedir un tiempo muerto. Un parón que sentó bien al MMT Seguros, que volvió a enchufarse en el duelo y que entraba en el tramo final de la contienda con el marcador igualado. 

En esos instantes, las decisiones arbitrales crisparon el ambiente, el cansancio hacía mella en el equipo de García Valiente y Huesca supo gestionar mejor las acciones definitivas. Al final, dura derrota por 27-29, ya que los zamoranos, pese a dejarlo todo sobre la pista, no fue suficiente para conseguir la primera victoria de la temporada.

Comentarios