lunes. 18.06.2018 |
El tiempo

Universidad

El rector de la USAL defiende la cátedra de Tauromaquia: "No podemos alimentar el fanatismo"

El rector de la USAL defiende la cátedra de Tauromaquia: "No podemos alimentar el fanatismo"

También defendió la suspensión de la inauguración por haber "muchas posibilidades" de que se produjeran incidentes y apoya la celebración de la Cátedra ya que en la Universidad se debe "debatir de todo o casi todo". Se mostró contrariado por los mensajes recibidos por parte de defensores y detractores y criticó los ataques a la Universidad. Llamó a bajar el tono entre todos. "No podemos alimentar el fanatismo. Debemos respetar a las personas e instituciones".

El rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruiperez, ha salido al paso de la polémica creada tras la suspensión de la inauguración de la Cátedra de Estudios Interdisciplinares en Tauromaquia, sobre lo que ha vuelto a reiterar que se decidió una vez que no se pudiera garantizar la celebración del acto sin incidentes al estar abierto a todo el público.

Retoma así las declaraciones de la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, que sí aseguró esta semana la seguridad del acto. "Una vez convocado surgen movimientos muy contrarios al acto con mensajes de todo tipo, preocupantes algunos. Los servicios de seguridad detectan que se podrían producir problemas. No tiene nada que ver con el orden de la calle. No había garantía de que dentro de la sala no se produjeran incidentes", insistió.

Además, aludió a que la Cátedra es una decisión de la Junta de Castilla y León que, como tal, también la financia con 75.000 euros durante los próximos tres años. Se mostró partidario de que en la Universidad se pueda debatir "de todo o casi todo", incluso de sobre la conveniencia o no de que existan las corridas de toros. "En este sentido, la Universidad entendió la pertinencia de la Cátedra".

Por ello, criticó duramente los "análisis de trazo grueso" y el fanatismo que predomina en la sociedad. "No podemos alimentar el fanatismo y debemos respetar a las personas e instituciones. Además del disgusto personal, se podrá acusar de una gestión mejor o peor de toda la situación pero lo que no se puede hacer es atacar a la Universidad so capa de crítica completamente infundada de que aquí no se permita el debate ni la tolerancia, ni de que se cedan a presiones de no sé quién, que no se ha cedido. No se puede tolerar y es un síntoma lamentable de una parte de la sociedad salmantina el que se ataque a la Universidad y se le descalifique por un acto. Y eso lo tengo que denunciar".

Además, reiteró en que la Universidad es una institución de debate y calificó a lo acontecido como "reacción preocupante del síntoma de fomento del odio al contrario". Afirmó también que ha recibido mensajes de todo tipo, desde la simple crítica hasta la descalificación "tanto de unos como de otros", aunque de los taurinos "probablemente más virulentos". "Estamos fomentando la crispación y la intolerancia y de esto y la descalificación de quien no piensa como nosotros o no actúa al dictado de lo que nosotros pensamos, no va a salir nada bueno".

Críticas de la asociación de estudiantes Asper

En la reunión del Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca, la Asociación Progresista de Estudiantes Renovadores mostró su malestar con el equipo de Gobierno y su rechazo frontal a la Cátedra de Estudios Interdisciplinares en Tauromaquia.

En una intervención en dicho órgano, los representantes de Asper manifestaron su oposición a la decisión de la Junta de Castilla y León de invertir 75.000 euros en dicha Cátedra, considerando más positivo y necesario la inversión de dichos fondos en ayudas al estudio, la concesión de contratos predoctorales o la adquisición de material científico.

Igualmente, desde Asper se apeló a la libertad de expresión para que los distintos miembros de la comunidad universitaria puedan expresar su opinión entorno a la Cátedra, siempre desde el respeto y sin olvidar que por encima de las opiniones y de la propia Cátedra está la imagen y la marca de la Universidad de Salamanca. Es por ello que reprobaron las actitudes de algunos miembros de la Cátedra que utilizaron la imagen de la USAL para descalificar públicamente a los estudiantes que se manifestaron contra la misma el pasado lunes en el Patio de Escuelas a través de las redes sociales y la prensa.

Finalmente, desde ASPER se solicitó la supresión de la Cátedra por parte del Equipo de Gobierno de la USAL ya que, aunque considera legítimo que se debata sobre el futuro de la tauromaquia, "sería necesaria al menos la seguridad de que se daría una visión completa de este tema y de que los debates serían abiertos a especialistas a favor y en contra, sin instrumentalizar la imagen de la USAL".

Comentarios