viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

Calzadilla de Tera, designado por Turismo Reino de León como “Municipio Leonés del mes”

Calzadilla de Tera, designado por Turismo Reino de León como “Municipio Leonés del mes”

El municipio zamorano sustituyendo en este título honorífico a la localidad de Reyero, en León, que lo fue durante septiembre.

Calzadilla de Tera se sitúa en el centro-norte de la Región Leonesa, en la comarca zamorana de Los Valles, estando el municipio compuesto por las localidades de Olleros de Tera y Calzadilla de Tera.

Los orígenes poblacionales en el término de Calzadilla de Tera se sitúan en época prerromana, cuando se registran restos de la civilización celta en la zona de la Cancilla, encima de las Peñas del Cirillico, donde los antiguos moradores dejaron varios petroglifos en dichas peñas (la media luna, adorada por los celtas, que con el paso del tiempo pasó a ser para la tradición popular local la herradura del caballo de Santiago).

Posteriormente, la civilización romana dejó su impronta también, al ser zona de paso del río Tera de la antigua vía Augusta XVII, que unía Asturica Augusta (Astorga) con Bracara Augusta (Braga), vía de la cual se conserva un miliario en Calzadilla. Asimismo, recientemente se ha encontrado un mosaico dentro del casco urbano de Calzadilla, mientras que en la cuesta del Sobradillo años atrás se encontraron restos relacionados con posiblemente una fragua, habiendo existido allí una necrópolis.

Tras la invasión árabe de la Península, en Calzadilla perduran relatos relacionados con los árabes. Así, existe el paraje de la "Casa del Moro", situada en la cuesta Centinela, que la leyenda atribuye a una familia musulmana que allí vivía y pagaba en la fonda del pueblo con antiguas monedas, y donde los relatos populares hablan de ladrillos encontrados en aquel lugar.

Ya en la Edad Media, a partir del siglo X, el territorio en el que se asientan Calzadilla y Olleros quedó integrado en el Reino de León, cuyos monarcas habrían emprendido la repoblación de ambos pueblos, surgiendo las actuales localidades como tal.

Posteriormente, en la Edad Moderna, Calzadilla y Olleros formaron parte de la provincia de las Tierras del Conde de Benavente y, dentro de esta, de la receptoría de Benavente. No obstante, al reestructurarse las provincias y crearse las actuales en 1833, ambas localidades pasaron a formar parte de la provincia de Zamora, dentro de la Región Leonesa, quedando integradas en 1834 en el partido judicial de Benavente, en el que permanecen actualmente.

MONUMENTOS

Cabe destacar dentro del municipio de Calzadilla los siguientes monumentos:

-Santuario de la Virgen de Agavanzal. Se sitúa cerca del río Tera, en el límite occidental del término, a 1,5 kms del casco urbano de Olleros.
-Iglesia de San Miguel (Olleros). Ubicada en Olleros de Tera, se aparta del resto de la construcción la espadaña, realizada en ladrillo.
-Iglesia Vieja de Calzadilla. De origen románico destaca en ella su espadaña-campanario.
-Iglesia Nueva de Calzadilla. Destaca en su interior el retablo barroco que procede de la iglesia vieja.
-Ermita de la Virgen de la O (Calzadilla). Destaca en ella el portalillo de la entrada y la espadaña de un arco.
-Miliario Romano. Se sitúa en la antigua Vía Romana XVII, en la parte sureste del casco urbano de Calzadilla.
-Arquitectura tradicional. Aíun perviven varios ejemplos de la arqwuitectura tradicional de la zona tanto en Olleros de Tera como en Calzadilla.
-Embalse de Nuestra Señora de Agavanzal. Inaugurada en 1994, se sitúa en el río Tera, haciendo de límite entre el municipio de Calzadilla y el de Vega de Tera.

ENTORNO NATURAL

La exuberante vegetación existente en muchos de los parajes del municipio, dan lugar a la existencia de una abundante y variada fauna. No es raro encontrarse por las dehesas, especialmente al atardecer o al amanecer, con zorros, liebres, codornices, perdices, ciervos o jabalíes, entre otros.

FIESTAS

Las fiestas patronales de Calzadilla tienen lugar en los días 18,19 y 20 de julio, en honor a las patronas del pueblo Santas Justa y Rufina. Asimismo, el 18 de diciembre se celebra la fiesta en honor a la virgen de la O, a cuya advocación está dedicada la ermita de la localidad. Por su parte, en Olleros de Tera las fiestas patronales tienen lugar a principios de septiembre y a finales, las del principio en honor a la virgen de Agavanzal, y las finales en honor a su patrón San Miguel. A las afueras del pueblo, al lado de la presa, hay una ermita dedicada a esta virgen.

Comentarios
Lo más