domingo. 17.12.2017 |
El tiempo

Las Escuelas Católicas solicitan mayores inversiones para la educación concertada

Las Escuelas Católicas solicitan mayores inversiones para la educación concertada


Los colegios pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León de la provincia de Zamora cuentan con 5.371 alumnos en sus aulas gracias a la confianza que las familias han vuelto a depositar en ellos. Uno de cada cuatro alumnos estudia en centros concertados católicos

Los 13 centros educativos pertenecientes a Escuelas Católicas Castilla y León en Zamora han iniciado el curso 2017-2018 con 5.371 alumnos en sus aulas, lo que supone un mantenimiento de la estabilidad de estos colegios y una continuidad en la confianza que han depositado las familias en este tipo de educación. Esta cifra de alumnos representa el 26% del total de alumnos de la provincia de Zamora, tal y como se explicó hoy en la presentación del curso realizado por Escuelas Católicas Castilla y León.

La educación concertada católica cuenta además con 519 trabajadores, entre docentes y personal de apoyo, administración y servicios, que se reparten en los trece centros que han abiertos su puertas este curso. Todos los centros comparten un modelo educativo con valores comunes, tal y como comentó María Nieves Andrés, presidenta de Escuelas Católicas CyL en Zamora: “Abrimos el curso 2017-2018 de nuevo con una gran respuesta por parte de las familias de la provincia. Una confianza que creemos proviene de ese plus diferenciador que nosotros podemos ofrecer en la educación: buen clima social, formación en valores, atención personalizada, estabilidad del profesorado, y ayuda para formular el proyecto de vida de cada alumno”.

También continúan trabajando para ampliar la mejora en la enseñanza de idiomas. Hay 19 secciones bilingües repartidas en 11 centros. Además, existen 6 centros que han añadido a su oferta el Plan PIPE (Plan de Plurilingüismo Educativo), impulsado por Escuelas Católicas Castilla y León, y uno se ha adscrito al nuevo Plan BIBE, para la enseñanza de inglés en la etapa de 0 a 6 años.

La red autonómica de Escuelas Católicas Castilla y León está compuesta por 183 centros y cuentan este curso con 99.900 alumnos y 9.000 profesionales. Un número de escolares que representa el 27,5% del total de la educación de la comunidad.

Además, el Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, se reúne hoy con los titulares y directivos de los centros zamoranos para compartir información sobre las novedades que trae consigo el nuevo curso 2017-2018 y tratar temas relevantes de carácter laboral, económico y jurídico-administrativo.

REIVINDICACIONES DE ESCUELAS CATÓLICAS CYL

El Secretario Autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, Leandro Roldán Maza, también analizó las reivindicaciones más urgentes que solicita la educación concertada católica de la región. La última resolución de conciertos de la Consejería de Educación, con un periodo de aplicación de 6 años, permitirá dar más estabilidad al sector en los próximos cursos, pero Escuelas Católicas Castilla y León lamenta la continua pérdida de unidades y la falta de creación de nuevas unidades de apoyo, muy necesarias en todos sus centros. 

En este curso 2017-2018, los centros concertados católicos tendrán 4.292 unidades, 16 menos que el anterior. “Desde la federación lamentamos este ajuste a la baja de conciertos ya que creemos que lo más positivo para el avance y progreso de la calidad educativa y la libertad de elección de educación es el crecimiento y no la supresión de unidades para que las familias puedan seguir eligiendo la educación de sus hijos. Esta eliminación de unidades conlleva una posible pérdida de empleo”, explicó el Secretario Autonómico.

Además, en Formación Profesional se produce un mínimo crecimiento, 7 unidades, “pero insuficiente ya que seguimos creyendo necesario ampliar el mapa escolar de Castilla y León, reforzar este tipo de estudios y crear un mayor número de títulos de FP”, añadió.

“Consideramos que la educación concertada posee un gran valor por su gran aportación al sistema educativo de Castilla y León, un sistema de calidad que se sustenta en el buen trabajo de la educación pública y la concertada, con un enfoque complementario que valora la riqueza de ambos sistemas y que da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece el sistema educativo. Por eso Escuelas Católicas Castilla y León continuará defendiendo el derecho de las familias a elegir la formación de sus hijos”, dijo Leandro Roldán.

Desde Escuelas Católicas Castilla y León se avala también el compromiso de la administración autonómica por apostar por la educación de calidad en sus presupuestos para el año 2017, aunque seguiremos insistiendo en denunciar las dificultades económicas que atraviesa la escuela concertada.

No en vano, el presupuesto dirigido a la concertada continúa sin incrementarse lo suficiente a pesar de que la Consejería ha dado un paso en la partida de Otros Gastos en centros con alumnos plurideficientes. 

Pero la partida general de este concepto (que se destina al pago del personal no docente, al equipamiento necesario para la labor educativa y al mantenimiento del centro: luz, calefacción, reparaciones ordinarias…), “continúa siendo insuficiente ya que los costes reales del funcionamiento de un centro educativo son deficitarios”, explicó el Secretario Autonómico de la patronal. Hay que recordar que los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50% de lo necesario para cubrir los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa.


Comentarios
Lo más