viernes. 20.10.2017 |
El tiempo

La llamada de la fe

En la Eucaristía de ayer, día 5 de octubre, con motivo de la festividad de San Atilano, patrón de la diócesis y del seminario de Zamora, se inauguró el nuevo curso pastoral diocesano 2017-2018 de manos del obispo. En dicha celebración dos seminaristas fueron admitidos a las sagradas órdenes.

En el rito de admisión a órdenes de los dos seminaristas que dieron este paso, el obispo, Gregorio Martínez, les dijo: “tened claro que empezáis un camino que no es de rosas, sino que es cruz, entrega a nuestro pueblo, comunión con nuestros hermanos los presbíteros y con toda nuestra Iglesia. No es un camino para la exhibición personal, sino un camino para la entrega generosa y callada de vosotros mismos para el Señor”. Por lo tanto, continuó, “la comunión con el obispo y con el presbiterio, además de la entrega a nuestro pueblo, son dos cosas que os han de adornar siempre”. Algo necesario en este camino de preparación para el sacerdocio, dijo monseñor Martínez Sacristán, y también para después de su ordenación.

467a5aa5836951b7cc3448dd372e449d209e3e95

El obispo dijo que “el problema del Seminario lo tenemos planteado, no olvidado. Es un problema por la ausencia de vocaciones. Y esto no sólo es asunto de los sacerdotes, sino de todo el pueblo de Dios. Tenemos que asumirlo con entereza y con decisión. Movemos gente joven… ¿es que nadie va a decir ‘sí’ si lo invitamos a seguir a Jesucristo? ¿Es que Dios nos va a desamparar?”. Y continuó: “sed solícitos en la cuestión vocacional. Hacen falta hombres y mujeres que echan la red directamente e invitan a otros al seguimiento radical de Jesucristo como sacerdotes”. Porque “la cosa va a empeorar, pero Dios necesita hombres valientes y decididos, no temerosos y cobardes. Tenéis que estar dispuestos a darlo todo por Él y por su evangelio”. También expresó su ilusión de que “la Iglesia diocesana se recomponga, sea fuerte, y no se deje asustar”. De ahí la necesidad de “la fe, la esperanza y la comunión, necesarias para hacer este camino eclesial”.

WhatsApp Image 2017-10-06 at 09.19.29(1)Después de la homilía tuvo lugar el rito de admisión a las órdenes sagradas, mediante el cual monseñor Gregorio Martínez Sacristán aceptó a Juan José Carbajo y a Millán Núñez como candidatos para el sacerdocio. Por dos veces, ambos seminaristas diocesanos respondieron “Sí, quiero” a las preguntas que les hizo el pastor de la Iglesia en Zamora, antes de invitar a todo el pueblo de Dios a rezar por ellos y por todas las necesidades de la comunidad cristiana. Después, el obispo los bendijo.

Comentarios
Lo más