lunes. 23.10.2017 |
El tiempo

Baloncesto | LEB Plata

Un ciclón pasa por el Ángel Nieto y derriba la resistencia del CB Zamora

Un ciclón pasa por el Ángel Nieto y derriba la resistencia del CB Zamora

Los zamoranos plantaron batalla durante los primeros diez minutos del choque, pero a partir de ahí, el potencial de Granada salió a relucir y arrolló a un CB Zamora que pese a todo siguió peleando. Al final terminó perdiendo por un claro 57-88.

Aquimisa Queso Zamorano y Covirán Granada disputaban un duelo que sobre el papel era desigual, con dos equipos que pelean por objetivo diametralmente opuestos. El primer cuarto fue de tremenda igualdad, con alternativas en el juego y cambios de ventaja. Covirán Granada se apoyó en la tripleta formada por Almazán, Wright y Alejandro en la faceta anotadora, lo que le permitió empezar a conquistar las primeras ventajas de cinco y seis puntos en los minutos iniciales. Pero diez puntos prácticamente consecutivos de Xavi Hernández ponían por delante al CB Zamora pasado el ecuador del primer cuarto. Ahí llegaron minutos de escasas defensas y mucho acierto en el ataque. En ese intercambio de golpes salió vencedor Granada, que se marchaba al final del primer cuarto ganando por 19-22.

El siguiente parcial fue demoledor y Covirán Granada demostró el porqué de su favoritismo. Los de Pin Tamayo ajustaron en defensa, no permitiendo ningún lanzamiento fácil y secaron la anotación del conjunto zamorano. Además, en ataque, mostraban su versatilidad, con Wright imponiéndose una y otra vez en cada duelo individual en la pintura y amenazando constantemente en el lanzamiento exterior. Así, los granadinos abrían el marcador y ponían un 25-37 preocupante para los locales. El CB Zamora intentó responder con Hernández a los mandos, repartiendo juego para los interiores. Ervin y Asanin acercaban a los locales para un 31-37 esperanzador. Pero ahí apareció un soberbio Almazán, que con tres canastas seguidos empujó el partido al descanso a un 33-45 favorable a los intereses de la escuadra andaluza.

El paso por vestuarios no cambió el decorado. Dos triples seguidos de Manu Rodríguez, intercalados con una canasta de Iza, elevaban la diferencia hasta el +16 para Granada. Pese a que el partido estaba más que inclinado a favor de los de Pin Tamayo, el CB Zamora siguió ofreciendo resistencia aunque nunca llegó a reducir la desventaja a menos de diez tantos gracias a una defensa muy sólida de los granadinos. De hecho, el final del tercer cuarto llegaba precisamente con esa ventaja de +16 para Granada (49-65).

En el último cuarto la diferencia se disparó. El acierto en el lanzamiento seguía siendo muy alto para los andaluces, que pese a tener el encuentro hecho, siguieron insistiendo en una defensa intensa y en un ataque con una circulación muy rápida que permitía encontrar posiciones de tiro abiertas y muy cómodas. Así, la brecha se fue abriendo hasta navegar por los treinta puntos. Una diferencia que se detuvo en el 55-78 definitivo.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios
Lo más