lunes. 18.12.2017 |
El tiempo

Rugby

El Zamora Rugby Club, derrotado en la primera jornada por un ajustado 5-6

El Zamora Rugby Club, derrotado en la primera jornada por un ajustado 5-6

Primer partido del Grupo I la Liga Territorial de Rugby y se notó. Ambos equipos, tanto Zamora RC como Salamanca RC, que se conocen sobradamente, entraron al campo con ganas y, a la vez, con la presión y nervios de los inicios de la competición.

Tras los primeros escarceos por una y otra parte, que dieron como resultado el 0-6 inicial fruto de la transformación de sendos golpes de castigo, asistimos a lo que ya ha sucedido otras veces: la relativa igualdad entre los equipos en liza. Buenas defensas de Zamora, que se muestra este año como un equipo más cohesionado y no permite que posibles fallos individuales se traduzcan en ensayos en contra.

Además, gran trabajo de los delanteros, en líneas generales, sobre todo en las fases ordenadas -saques de lateral y melees-, y buenas transmisiones en mauls y rucks, que no se tradujeron en puntos por fallos de manos puntuales. El equipo contrario se mostró también ordenado en las defensas en el juego abierto, cuando los tres cuartos zamoranos atacaron, con jugadas sencillas pero bien trenzadas, que solían acabar fuera de banda, tras pasar por todos los jugadores. Mientras el balón permanecía en el terreno de juego, los apoyos eran eficaces y se relanzaba la acción mediante el juego de delantera, de que el equipo zamorano abusó en exceso.

Los delanteros, con buenos apoyos habitualmente, progresaban con dificultad, por la fuerte oposición salmantina, pero luego perdían balones en situaciones comprometidas, por falta de concentración, lo que impidió que puntuase con mayor asiduidad. Fruto de una de esas combinaciones fue el ensayo, después de una percusión de Rubén, con buenos apoyos, que finalizó Tijeras y que no pudo ser transformado por el apertura Juan.

En resumen, un partido muy disputado que, por momentos, tuvo buenas intervenciones de los backs de Salamanca, bien defendidas por el equipo zamorano, el cual, en líneas generales, gozó de mejores oportunidades, sobre todo merced al juego de su delantera, malogradas en último extremo por las prisas y el ansia de ganar. Señalar que se notó la ausencia en la dirección del juego, ya que durante la mayor parte del encuentro quedó en manos de un jugador juvenil que, aunque cumplió sobradamente, puso de manifiesto su poca experiencia en el puesto y con jugadores más hechos y expertos.

“La progresión está siendo buena y, estamos seguros, los resultados mejorarán una vez el equipo de asiente, aumente su confianza y recupere las bajas”, explican desde el club.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios