martes. 23.01.2018 |
El tiempo

La exposición itinerante de la ONCE ‘Ver y tocar’ llega a Zamora

La exposición itinerante de la ONCE ‘Ver y tocar’ llega a Zamora

El Museo Tiflológico de la ONCE muestra una treintena de piezas para tocar en la sala de exposiciones de La Encarnación.

La presidenta de la Diputación de Zamora, Mayte Martín Pozo, el delegado territorial de la Organización Nacional de Ciegos Españoles en Castilla y León, Ismael Pérez Blanco, y el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, han inaugurado este lunes la Exposición “Ver y Tocar”, organizada con motivo del 25 Aniversario del Museo Tiflológico de la ONCE.

La muestra, abierta en la Sala de Exposiciones de La Encarnación, está compuesta por un una treintena de piezas de arte entre las que se encuentran maquetas de la Alhambra y del Taj Mahal y un retrato de la actriz Rossy de Palma. Piezas que se pueden ver y tocar desde este lunes hasta el próximo domingo, 29 de octubre, de 10 a 14 y de 17 a 20 horas.

La exposición se completa con obras de arte realizadas por personas ciegas o con discapacidad visual grave, y pretende dar a conocer qué siente una persona ciega cuando percibe el arte a través de sus dedos.

Junto a las obras de arte expuestas, también se podrán contemplar material tiflológico que han utilizado o utilizan las personas ciegas, como una pauta de escritura en caracteres visuales, un ábaco o una máquina calculadora.

Historia

El 14 de diciembre de 1992 la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) inauguró en Madrid el Museo Tiflológico con el deseo de ofrecer a las personas ciegas la posibilidad de acceder a un museo de forma normalizada, sin que la deficiencia visual grave constituyera una barrera insalvable a la hora de estudiar o disfrutar de las piezas.

Se respondía de esta manera a un proyecto largamente acariciado que puede remontarse, al menos, a los años 70 del siglo XIX, cuando en el Colegio Nacional de Sordomudos y de Ciegos de Madrid se iniciaron una serie de colecciones didácticas que se englobaban bajo el nombre de Museo de objetos o Museo de cosas; este impulso acabaría convirtiéndose en una opción de educación permanente auspiciada desde las asociaciones de trabajadores ciegos y dirigida al público adulto.

En la actualidad, el Museo Tiflológico es un espacio concebido para que sus visitantes puedan ver y tocar las piezas expuestas, aunque lo que realmente lo hace original y único es el hecho de ser un museo que nace por decisión de sus usuarios y diseñado por estos a la medida de sus necesidades.

En él se exhibe el patrimonio cultural de la ONCE y se desarrollan los programas de exposiciones temporales de obras de artistas ciegos y de extensión museística a través de la exposición itinerante de sus fondos. En ambos casos el objetivo es promocionar y satisfacer las necesidades culturales de las personas con discapacidad visual grave, así como servir de escaparate a los esfuerzos de integración y normalización perseguidos por la ONCE.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios
Lo más