jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

La Cebrereña agudiza la crisis del Zamora

La Cebrereña agudiza la crisis del Zamora

Un gol de Juli para los abulenses en el minuto 94 rompía el empate a uno en el marcador y propiciaba el 2-1 definitivo. Un resultado que agudiza la mala racha de un Zamora que solo suma 17 puntos en 12 jornadas, lo que le avoca a caer a la zona media baja de la clasificación a pocos días de recibir al líder en el Ruta de la Plata, el Real Ávila.

Era un día para controlar el otro fútbol, y el Zamora no se adaptó mal. Miguel Losada dejó en el banquillo a sus jugadores con más talento: Dani Hernández y Diego Ortiz, además de a Javi Bueno y a los canteranos Cepeda y Pablo. Los rojiblancos supieron leer bien un choque que, como siempre en El Mancho, se iba a decidir en detalles.

Unos detalles que supo aprovechar mejor la Cebrereña y de ahí el triunfo final. Un triunfo que resultó ser una losa para el Zamora, que recibió el gol de la derrota en el minuto 94. Fue un gol previsible en su inicio, nudo y desenlace. Los abulenses apostaron la última jugada del partido a su abecé. Saque desde su área en largo, peinada en la frontal, y Juli recoge la segunda jugada dentro del área, escorado, para batir a Berlana por su palo.

Así de cruel terminaba un choque en el que el Zamora tuvo más llegadas que su rival, pero fue incapaz de materializarlas. La primera parte fue de más respeto, con escasas ocasiones para cada equipo. Iñaki ejecutó una buena falta que Marcos desvió a córner, y Sopale disparaba fuera una asistencia atrás de Silveira. Por su parte, la mejor ocasión de la Cebrereña fue un remate de córner que sacó Levas sobre la línea.

Tras el descanso, la Cebrereña salió mejor, pero el Zamora le dio rápido la vuelta a la sensación de dominio. Los pupilos de Losada comenzaron a apretar, a llegar a la meta rival y a contar sus acercamientos por ocasiones. Un remate de Iñaki que sacó el portero de la escuadra y un gol anulado a Silveira apuntaban que los rojiblancos estaban cerca del gol.

Pero lo que encontraron fue un tanto de Perdi. Balón largo a la espalda de Levas, recorte hacia el interior de Perdi y remate inapelable a la escuadra. Pese a todo, el Zamora no se vino abajo y Dani Hernández convertía un penalti cometido sobre Levas. Con el empate a uno, y con quince puntos por delante, los cambios de Losada fueron para buscar la victoria. Eguileor rozó de nuevo el gol con un remate en el palo corto que se marchaba rozando el larguero.

Y cuando parecía que el reparto de puntos iba a ser un mal menor para el Zamora, llegaba la última jugada del partido en la que Juli hacía el segundo y agudizaba la crisis de un equipo rojiblanco que terminará la jornada por debajo de la mitad de la tabla y a siete puntos del play off que marcan el Salmantino y el Atlético Astorga.

Comentarios
Lo más