sábado. 25.11.2017 |
El tiempo

Oración, silencio y respeto por los militares caídos

Oración, silencio y respeto por los militares caídos

El cementerio de San Atilano acogía este jueves, un año más, el homenaje a los caídos en acto de servicio a la patria.

Como es costumbre, en fechas anteriores o posteriores al 1 de noviembre, las autoridades civiles y militares acuden al camposanto, encabezados por el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, para guardar silencio y escuchar la oración del capellán ante las tumbas de los hombres y mujeres fallecidos en estas circunstancias.

El representante del Gobierno en Zamora estuvo acompañado por el Comandante Militar de Salamanca y Zamora, y General del Mando de Ingenieros de Salamanca, Ricardo Guillén Bayón.

Como es habitual, el acto se desarrolló de forma sencilla y breve. Los representantes civiles y militares participaron en el rezo de un responso por parte del capellán de San Atilano y posteriormente realizaron una ofrenda floral en la zona de tumbas militares.

En ese sentido, Guillén Bayón definió este acto como un acto “entrañable” y elogió el trabajo de las personas que defienden su país, incluso por encima de su propia vida. “Hoy es un día para alabar a aquellos hermanos que, desde tiempos muy remotos, dieron la vida en defensa de nuestro país, ya sea en el campo de batalla o en su trabajo diario”, exponía.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno aprovechó la situación para resaltar el momento que vive España: “Este año tiene un significado más especial si cabe, porque se trata de honrar la memoria de aquellos que también trabajaron por una España unida. Por eso tenemos que seguir manteniendo la tan importante unidad de nuestro país”, zanjaba García Bermejo.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios
Lo más