domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

La Fiscalía archiva el caso de los baños del mercadillo "eliminando todo tipo de dudas"

La Fiscalía archiva el caso de los baños del mercadillo "eliminando todo tipo de dudas"

El Alcalde espera que tanto PP como Ciudadanos hablen tras "haberse puesto en duda el honor de su persona y del propio concejal" siendo el caso archivado "sin la más mínima sombra de duda".

La Fiscalía Provincial ha decretado el archivo del caso de los baños del mercadillo tras la denuncia formulada por el Interventor General del Ayuntamiento, Javier López Prada. Esta decisión por parte de la Fiscalía reside en "no tener el más leve indicio de que hayan existido irregularidades administrativas" a la hora de adquirir los baños portátiles del mercadillo.

Este caso se remonta a Febrero de 2017 cuando el concejal encargado de este área, Cristoph Strieder, ordenó al Servicio de Comercio la adquisición de cuatro baños portátiles "sin opción a demora debido a la necesidad de este servicio" en el entorno del mercadillo. Esta instalación suponía al Ayuntamiento un gasto de aproximadamente 200 euros semanales.

Es entonces cuando en agosto del presente año, la factura de dicha compra llega al Ayuntamiento y el interventor asegura "que no hay partida presupuestaria para el mismo", incurriendo así en irregularidades administrativas y ,el día 30 de dicho mes, presenta un reparo a la fiscalía cuando el expediente aún no había finalizado.

Siete días más tarde, el Servicio de Comercio, encargado de esta gestión, informa de que si existe una partida presupuestaria. Ante esto, Francisco Guarido asegura que no entiende como este hecho se traslada a la Fiscalía cuando estos "temas de andar por casa" se resuelven levantando un reparo por parte del Alcalde por ser de índole administrativa".

Aseguran desde el Ayuntamiento que el error se produce desde el Servicio de Comercio al no notificar la existencia de un contrato menor "totalmente legal" en el primero de sus informes. Un contrato menor que " se realizó tras consultar con todas las empresas existentes optando por la más barata" afirmó Guarido.

Desde el Ayuntamiento han mostrado su rechazo ante este caso tras "poner en duda el honor de mi propia persona y del concejal Cristoph Strieder", palabras de un Alcalde que lamentaba enormemente que se haya dado " el primer caso de España", en el que un funcionario municipal lleva una denuncia a la Fiscalía y origina "una situación desproporcionada que ha traspasado las prácticas habituales", concluyó Guarido.


De esta manera se cierra el caso de los baños del mercadillo que puso sobre la mesa un caso de posible prevaricación por parte de un concejal de la que "se ha eliminado todo tipo de duda y el honor del concejal está salvado", con estas palabras el Alcalde instaba a los grupos municipales, que se sumaron a las declaraciones de este caso, a "decir algo tras la archivación del caso":

Comentarios