miércoles. 22.11.2017 |
El tiempo

Defensa Animal Zamora salva a una urraca que una familia utilizaba de mascota tras mutilarle un ala

Defensa Animal Zamora salva a una urraca que una familia utilizaba de mascota tras mutilarle un ala

La agrupación daba a conocer la situación a través de las redes sociales y denunciaba el hecho, teniendo en cuenta que una familia había capturado a una urraca en el parque y la había convertido en mascota mutilándole un ala para que no pudiera huir volando.

Defensa Animal Zamora denunciaba en las últimas horas un comportamiento “que demuestra que el ser humano es capaz de lo peor y de lo mejor”, explican desde la agrupación. En concreto, DAZ comienza su relato por un aviso que recibía de una vecina de Zamora alertando de que una urraca había caído en una terraza particular de una vivienda de Zamora y no podía salir de allí. “Nos contó que había llamado a Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y el empleado que la atendió se había reído de ella”, relata Defensa Animal Zamora.

Después de tranquilizarla, algunos de los miembros de DAZ acudieron al lugar y encontraron a la urraca. “Para sorpresa de esta mujer y nuestra propia localizamos a los dueños de la vivienda y resultó que no se había caído sino que la habían metido ellos allí y la niña no quería devolverla a la libertad. No hubo nada que discutir. En cuanto nos presentamos el abuelo nos la dio y la llevamos directamente a la clínica veterinaria donde nos confirmaron el motivo por el que no podía volar: le habían cortado el vuelo con algo similar a un cortaúñas. No dábamos crédito, esas personas habían cogido un ave del parque, le habían cortado casi un ala entera para que no pudiera escaparse de su terraza y así que la nieta tuviera entretenimiento”, denuncian desde Defensa Animal Zamora, que añaden: “De verdad que incluso a estas alturas uno tiene que respirar profundo antes de decir o hacer nada porque es difícil controlarse”.

La urraca pasó la noche en la clínica y posteriormente fue trasladada al CRAS de Villaralbo donde deberá estar largo tiempo hasta que le crezca el ala mutilada, aproximadamente un año. “Secuestro y tortura, grandes enseñanzas a una niña por parte de sus mayores, así nos va”, zanjan los responsables de Defensa Animal Zamora tras relatar la historia de la “urraca capturada y mutilada”.

Comentarios