jueves. 23.11.2017 |
El tiempo

Iberdrola destina el 91% de sus inversiones en energías renovables y contratación a largo plazo

Iberdrola destina el 91% de sus inversiones en energías renovables y contratación a largo plazo

El 91% del esfuerzo inversor se destina a proyectos de redes, energías renovables y generación con contratos a largo plazo: el grupo cuenta con casi 7.400 MW de nueva capacidad en construcción, de los que más de 2.700 MW está previsto que entren en operación de aquí a finales de 2018.

Iberdrola ha acometido inversiones por valor de 3.997,1 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 31,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.


De esta cantidad, un 91% se ha destinado a proyectos de redes, renovables y generación con contratos a largo plazo, de acuerdo con la estrategia del grupo de centrar su actividad y retornos futuros en negocios estables y regulados.


En este sentido, Iberdrola tiene actualmente en construcción 7.361 megavatios (MW) de capacidad, que se pondrán en marcha hasta 2020. De ellos, alrededor de 2.700 MW estarán operativos ya en 2018. Estas nuevas instalaciones serán, en su mayor parte, parques eólicos marinos y terrestres -1.064 MW y 1.412 MW, respectivamente- y ciclos combinados y cogeneraciones -3.571 MW-.


En paralelo a este proceso de crecimiento, Iberdrola ha contratado a 2.559 profesionales, con lo que su equipo supera ya las 34.000personas al cierre de septiembre. Asimismo, el grupo ha realizado compras a más de 20.000 proveedores en todo el mundo por un importe superior a los 6.300 millones de euros.


El beneficio neto de la compañía se ha situado en 2.416,6 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un incremento del 18,4% con respecto al mismo periodo del año anterior.


Estos buenos resultados son consecuencia del positivo comportamiento de los negocios de redes y generación con contratos a largo plazo, así como de la diversificación internacional de la empresa, siendo clave la aportación de las filiales AVANGRID, en Estados Unidos, y Neoenergia, en Brasil.


El beneficio neto de AVANGRID ha ascendido a 494 millones de dólares, un 14% más, durante los nueve primeros meses del año, y la filial ofrece ya una Rentabilidad Total al Accionista (RTA) superior al 38% en lo transcurrido de 2017.


Por su parte, la reorganización societaria en Brasil –integración de Elektro en Neoenergia– ha supuesto una plusvalía de 521 millones de euros para Iberdrola, resultado de la puesta a valor de mercado de la participación que la compañía tenía anteriormente en Neoenergia y que ahora asciende al 52,45%.


Como consecuencia, la filial brasileña tiene un impacto positivo neto de 508 millones de euros en el beneficio del grupo para estos nueve primeros meses del año.


El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 5.440 millones de euros, un 5,1% menos que en los nueve primeros meses de 2016. Este resultado se ha visto afectado por el bajo rendimiento hidroeléctrico en España, con una producción un 57,6% inferior a la del mismo periodo del año anterior, y por los menores márgenes y demanda en el negocio liberalizado de Reino Unido.


No obstante, ha destacado el buen comportamiento del área de redes, que ha incrementado su Ebitda un 5,4%, y de la generación contratada en México, donde esta magnitud ha aumentado un 26,7%. Renovables, por su parte, se ha mantenido estable.


Las ventas de Iberdrola entre enero y septiembre se han situado en 22.284,7 millones de euros, un 3,5% más, con un aumento del margen bruto del 0,2%, hasta los 9.760,4 millones de euros. El flujo de caja operativo ha ascendido a 4.625,6 millones de euros, un 1,9% menos. La partida de tributos, por su parte, ha alcanzado los 1.460,9 millones de euros, un 12,4% más. 


Comentarios
Lo más