domingo. 19.11.2017 |
El tiempo

Baloncesto | Liga EBA

Innova Chef, desarbolado ante un Marín corto pero muy eficaz

Innova Chef, desarbolado ante un Marín corto pero muy eficaz

El Virgen de la Concha plantó batalla en el primer cuarto, durante el tiempo que le entraron los triples, pero tras el primer parón, Marín apoyado en un estelar Desmond (37 puntos) empezó a abrir una brecha que llegó hasta los treinta puntos. Al final, en un ataque de coraje, los zamoranos lograron reducir la desventaja a los 18 puntos, aunque en los últimos instantes los gallegos cerraron el duelo con el 78-100 definitivo.

Marín se presentaba en Zamora con solo siete jugadores, pero desde el principio se vio que no iba a contemporizar. La escuadra de Llorente cuajó un primer cuarto de un nivel anotador altísimo. Comandados por Desmond, que sumó 16 puntos en los primeros diez minutos, los gallegos alcanzaban 33 puntos antes del primer descanso. La clave, además de la inspiración en la anotación de Desmond, estuvo en el apartado reboteador, donde Marín se hizo enorme en la pintura, evitando segunda opciones al Virgen de la Concha y conquistando varios balones de segundas opciones para anotar con comodidad.

Los locales tenían que responder a base de triples. Ante la endeblez defensiva mostrada, la escuadra de Nacho Domínguez se fue con cinco triples al primer parón y propiciando un juego muy rápido, permitiendo muchos ataques por bando. Un triple sobre la bocina de los zamoranos permitía mantener el choque relativamente igualado (27-33). Ese acierto desde el perímetro desapareció en el segundo parcial (1/6) y el Virgen de la Concha lo notó.

Los puntos subían mucho más lentamente al marcador local, mientras que Marín demostraba su rodillo anotador ante una defensa del Virgen de la Concha que era incapaz de frenar la versatilidad del ataque gallego. Y es que los pupilos de Llorente, pese a su estrechez de banquillo, encontraban situaciones de anotación tanto desde el exterior como en su superioridad debajo de los tableros, gracias en parte a la permisividad defensiva del Virgen de la Concha.

Este segundo cuarto finalizaba con un 44-58 cimentado principalmente en un Desmond que seguía sorprendiendo, se marchaba al descanso con 27 tantos, y con una hemorragia en el rebote que los zamoranos eran incapaces de taponar. Esa sensación de indefensión del Virgen de la Concha quedó mucho más patente en cuanto empezaron a aparecer otros jugadores en las filas pontevedresas. Romero y sobre todo Arne empezaron a encontrar más brechas en la defensa local y empujaron el duelo al 49-73 (min.26).

Ahí, Nacho Domínguez paró el duelo para intentar encontrar una reacción de su equipo, pero el acierto en los porcentajes de tiro siguió cayendo de manera preocupante. De esta forma, se llegaba al final del tercer parcial con un claro 56-82 que dejaba el último cuarto como mero trámite. Eso sí, un trámite que el Virgen de la Concha no quiso dejar pasar y siguió luchando para intentar minimizar la desventaja. De esa forma, tras el 0-4 inicial del cuarto periodo para poner la máxima ventaja de treinta puntos (56-86), Marín comenzó a reservar fuerzas y Llorente otorgó minutos a los jóvenes del plantel Agraso y Varela.

Aunque fuese tarde para conseguir la victoria, un momento de lucidez del Virgen de la Concha ayudó para que la ventaja bajase de treinta a ‘solo’ dieciocho puntos (70-68, min.36). Llorente pidió entonces a su equipo recuperar intensidad para no echar a perder tanta renta. Así, con el partido hecho, tan solo restaba conocer el guarismo final, que se detuvo en el definitivo 78-100 con Pedro de la Calle como mejor jugador local (11 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias) y a Desmond como jugador más determinante en Marín (37 puntos, 13 rebotes y 46 de valoración).

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios