jueves. 14.12.2017 |
El tiempo

Los vecinos de los barrios muestran su malestar ante los servicios de autobús urbano

Los vecinos de los barrios muestran su malestar ante los servicios de autobús urbano

El PP urge al equipo de gobierno a que haga efectivas las mejoras del servicio de autobús urbano a los barrios de la periferia. ¿Se ha olvidado ya Antidio Fagúndez de su Plan de Movilidad Urbana Sostenible?”, se ha preguntado Clara San Damián

A punto de finalizar el año 2017, el alcalde Francisco Guarido ha vuelto a demostrar que su “palabra tiene cada vez menos valor”. Así lo ha considerado este viernes la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora, Clara San Damián, al referirse a la situación del servicio de autobús urbano en la ciudad.

Pese a que el propio alcalde manifestara a principios de año que existía “dinero en la caja más que suficiente para ampliar las condiciones del contrato de este servicio”, la realidad que perciben los vecinos de Zamora es que siguen existiendo carencias en el servicio de autobuses urbanos que limitan claramente su movilidad en la ciudad, “considerándose agraviados respecto a otros barrios y vecinos que disfrutan de suficientes frecuencias diarias”, sin que por parte del equipo de gobierno se esté haciendo nada para solucionarlo.

En este sentido, Clara San Damián ha lamentado que el único afán de Guarido en este año haya sido el de pagar a los bancos; algo que ha ido en detrimento de la calidad de la prestación de los servicios municipales como se está viendo en el caso de los autobuses urbanos. Por este motivo, ha urgido al primer edil a que haga efectivas todas esas promesas que realizó y que los vecinos de la ciudad puedan ver, de una vez por todas, mejoras en el servicio de autobús.

De hecho, ha recordado que este mismo año en Pleno Municipal se aprobó un crédito específico para la empresa prestadora del servicio que, por desgracia, sigue sin reflejarse en el incremento de frecuencias para lo cual debía destinarse, tal y como se comprometió el concejal responsable del área, Antidio Fagúndez quien a este despropósito sigue dando, como siempre, la callada por respuesta a nuestros requerimientos y a los de los vecinos.

Así, Clara San Damián ha preguntado al concejal de Seguridad Ciudadana “si ya no se acuerda de lo que aprobó en su Plan Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)” y en el que en la página 72 se apelaba, por ejemplo, en el caso del barrio de Carrascal, a que las actuales frecuencias no facilitaban el acceso de los vecinos a centros de trabajo, educativos o sanitarios y se proponía incorporar Carrascal como cabecera a algunas de las frecuencias de las líneas 2 y 7.

La portavoz popular ha incidido en que el alcalde, y el resto del equipo de gobierno, no parecen querer asumir unas mejoras que se le están demandando desde los usuarios del autobús urbano de la ciudad.

En las últimas fechas han sido muchos los vecinos de Zamora que se han puesto en contacto con este Grupo Municipal, ha explicado Clara San Damián, para expresar sus quejas respecto a la escasez de frecuencias en muchas líneas; especialmente en las que se corresponden con los barrios más alejados del centro de la ciudad como, por ejemplo, Vista Alegre, que reclaman un aumento de las frecuencias de la Línea 5 o alargar la línea 4 dado que hay frecuencias que distan entre ellas hasta dos horas y media; o en el barrio de Carrascal, desde donde se plantea la incorporación a la línea 2 de San Frontis, cuyas frecuencias son de 15, 20 o 30 minutos. En el caso concreto de Carrascal hay una moción aprobada en el Pleno Municipal de mayo de 2017, a instancias del Grupo Popular, para mejorar el transporte urbano al barrio y que, por desgracia, no se ha hecho nada al respecto.

Sorprende por otro lado que otros grupos como Ciudadanos, estén más pendientes de hacer oposición al Partido Popular de la mano de IU y PSOE que de defender las reivindicaciones de los barrios que apremian desde el inicio del mandato, evidenciándose claramente que “el único partido que ejerce la oposición en este Ayuntamiento es el Partido Popular”.

Finalmente, desde el Grupo Popular se ha urgido al alcalde y al equipo de gobierno que pasen de las palabras a los hechos porque, aunque Guarido se empeñe en decir que el Ayuntamiento no ha estado paralizado durante los últimos meses en los que ha habido una importante crisis de gobierno, lo cierto es que la realidad de los vecinos de Zamora es muy diferente del mundo irreal de complacencia en el que parece haberse instalado el bipartito de Izquierda Unida y PSOE.


Comentarios