miércoles. 13.12.2017 |
El tiempo

La radiografía de la accidentalidad en las carreteras zamoranas

La radiografía de la accidentalidad en las carreteras zamoranas

Según el último informe de Automovilistas Europeos Asociados, publicado hace escasas semanas, carece ce puntos negros en sus carreteras, aunque sí algunas zonas de las denominadas “Tramo de Concentración de Accidentes”. En este sentido, las carreteras convencionales son las más preocupantes.

Este próximo lunes 20 de noviembre se conmemora el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. Y lamentablemente, Zamora sigue siendo una provincia donde se producen diariamente accidentes de tráfico, que algunos de ellos acaban con la vida de muchas personas.

No obstante, la provincia posee algunos de los tramos de carretera más peligrosos de toda España, aunque no lo suficiente como para ser reconocidos como “puntos negros”. Así lo establece un informe de la organización de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), que ha elaborado un nuevo informe recientemente en el que localiza los tramos más conflictivos del mapa viario español, denominados “puntos negros” y llega a la conclusión de que las carreteras son cada año más peligrosas.

Para desarrollar este trabajo, la AEA ha seleccionado las vías convencionales y autovías con un índice de peligrosidad al menos diez veces superior al de la media nacional. Este índice de peligrosidad se calcula teniendo en cuenta el número de accidentes con víctimas (heridos leves, graves o fallecidos) en un tramo de un kilómetro y durante un periodo de cinco años, así como la intensidad media diaria de vehículos. En las carreteras españolas, el índice de peligrosidad ascendía a 9,6 en el periodo entre 2011 y 2015.

Así, el estudio recoge 190 tramos de un kilómetro con un indicador de riesgo mayor de 96, en los que se han registrado 1.306 accidentes y 2.044 víctimas. De todos estos cincuenta puntos negros, una docena están situados en Castilla y León, aunque ninguno en Zamora. Eso sí, Zamora tiene varias zonas de las denominadas “Tramos de Concentración de Accidentes”.

Así, el 68 por ciento de los accidentes con víctimas registrados hasta el 31 de julio de este año en Zamora se han producido en las llamadas carreteras convencionales, frente al 32 por ciento contabilizados en autovías de la provincia. De esta forma, en esos siete primeros meses del año, los accidentes con víctimas en caminos o vías sin denominación suponen el 27 por ciento, casi el doble que la A-52, que con el 14% de los siniestros se sitúa en segundo lugar. Les siguen la A-6 (12%), y tres vías nacionales: N-122 (10%), N-525 (6%) y N-630 (con el 5%). En sentido decreciente se sitúan la A-66 (4%), N-631 (3%) y, todas con el 2%, N-VI, A-62 y N-610.

Comentarios
Lo más